«Sabemos que hay que sufrir y estamos preparados»

«Sabemos que hay que sufrir y estamos preparados»
Anquela golpea un balón durante el entrenamiento de ayer en El Requexón. / ELOY ALONSO

Anquela insiste en no mirar más allá del partido de Soria y asegura «ir a muerte» con su plantilla

Ramón Julio García
RAMÓN JULIO GARCÍAOviedo

La derrota del pasado viernes ante el Valladolid no ha hecho que Juan Antonio Anquela modifique su discurso de toda la temporada y deje de insistir en la necesidad de competir al máximo en cada partido. Incluso en la rueda de prensa de ayer, el técnico jienense se mostró optimista y destacó su confianza en el equipo y en el trabajo que están realizando sus jugadores hasta ahora.

El titular del banquillo del Real Oviedo sigue sin querer mirar más allá del encuentro de mañana ante el Numancia y sin hacer cuentas sobre las opciones de entrar en el 'play off'. Aunque en las últimas jornadas el plantel azul no atraviesa por su mejor momento y ha tenido varios tropiezos, Anquela dejó clara su confianza en el equipo. «Con estos chavales voy a muerte», afirmó antes de añadir que, si ellos quieren «ir detrás de mí, seguramente iremos por buen camino». Además, hizo hincapié en que hay que prepararse para «sufrir porque esta es la Segunda». «Hay que estar preparados para ella y creo que mi equipo está capacitado», dijo.

Lo que sí reconoció el entrenador es que las derrotas «hacen pensar» y que, si sabes por qué pasan, «vas por el buen camino». «El problema es buscar excusas y cosas que no te ayuden a mejorar», insistió. Por ello, el jienense asume que la derrota del pasado viernes llegó porque «el rival fue mejor que nosotros en todo y tienes que sacar conclusiones».

Más Real Oviedo

Una de las tareas fundamentales que el entrenador se marcó desde su llegada al banquillo ovetense es convencer a los jugadores de que «tenemos que competir y ser el equipo que ha sabido llegar hasta aquí sufriendo y jugando bien cuando hemos podido o nos han dejado». Algo para lo que considera clave ser conscientes de «cuáles son nuestras virtudes y nuestras carencias porque muchas veces nos olvidamos».

Del mismo modo, el entrenador azul insistió en que no quiere hacer cábalas sobre lo que puede pasar hasta el final del campeonato. «Yo solo miro a Soria», puntualizó Anquela, que añadió que cuando termine ese encuentro pensará en el siguiente, pero sabiendo que «esto va a ser duro y complicado». Además, considera que los últimos resultados han generado una «corriente negativa» que considera lógica, pero insistió en no estar pendiente más que en el encuentro ante el Numancia. «Afrontamos de partido en partido. Yo no hago ninguna cuenta, no se hacen cuentas. Hay que ganar partidos».

El entrenador es consciente de la dificultad que tendrá el partido de Los Pajaritos, donde tendrán que «competir y sufrir muchísimo si tenemos que conseguir algo». Después, ya se pensará en el siguiente: «Ojalá hiciéramos los mismo resultados que en la primera vuelta, pero va a ser muy difícil. Lo que no vamos a hacer es dejar de intentarlo».

En cualquier caso, el técnico insiste en que el equipo está en el camino adecuado y también en que «hay que estar tranquilos para seguir peleando». «No voy a dejar de confiar y de creer en mi equipo con todas las limitaciones y carencias, que son muchísimas, y a la gente le cuesta verlo». Lo que sí prometió el jienense es pelear hasta el último segundo y aseguró que mantiene «la misma ilusión que el primer día».

«La afición está por encima»

El técnico volvió a reconocer el apoyo que están teniendo de la grada: «La afición está por encima de nosotros». Aunque en encuentros como el del pasado viernes hubo algunos silbido que el técnico aseguró entender. «El otro día nos pitan, con toda la razón del mundo, y yo me quedo mirando. Si es que tenéis razón, no estamos a vuestro nivel», hizo hincapié. Pero del mismo modo, es consciente de que «se pasa de la desilusión a la ilusión en nada». Y tiene claro que «su corazón es azul. «Lo único que hay que tener es respeto y una admiración tremenda», apuntó.

Respecto al encuentro ante el Numancia, Anquela comentó que se trata de un rival que «no es fácil, porque siempre tienen buenos equipos, compiten, saben lo que hacen y es un campo, como todos los de Segunda, muy difícil». Recordó que los sorianos están por delante en la clasificación y que eso será «por algo». En definitiva, lo considera un «equipo muy serio, muy ordenado sin balón y que sale a atacar cuando lo tiene», e insistió en que «hasta el día de hoy todo lo ha hecho muy bien».

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos