«Quiero un equipo fiel a su filosofía»

«Quiero un equipo fiel a su filosofía»
El técnico Juan Antonio Anquela golpea el balón durante el entrenamiento de ayer, en El Requexón. / ELOY ALONSO

Juan Antonio Anquela insiste en la importancia de la actitud por encima del sistema de juego

RAMÓN JULIO GARCÍA OVIEDO.

La tarea que Juan Antonio Anquela se ha marcado para el encuentro de mañana ante Osasuna pasa por recuperar la imagen que el Real Oviedo mostró en muchas fases del campeonato, cuando se vio un conjunto competitivo y sólido que plantó cara a cualquier rival.

El técnico azul ya dijo el pasado domingo que lo que más le importaba del equipo era la actitud, por encima del sistema o la alineación. Por eso, ayer, al referirse a la ausencia de Mossa por sanción, Anquela comentó que «tenemos que buscar soluciones y las vamos a encontrar», para a continuación señalar que lo que más le preocupaba era «qué me voy a encontrar».

En este sentido, el míster azul explicó que quiere que el Real Oviedo sea el que «fue a jugar a campos importantes, en los que peleamos hasta el último segundo, independientemente del resultado». Anquela también indicó que pretende que los suyos sean «un equipo fiel a su filosofía, que haga las cosas según mandan esos cánones» y, además, recordó que «lo hemos hecho durante mucho tiempo y estamos preparados».

Más Real Oviedo

El entrenador del conjunto carbayón hizo hincapié en que en el encuentro de la pasada jornada ante el Lorca vio «bastantes más cosas buenas que malas» y explicó que lo único malo fue «no saber leer el partido y tener tanta prisa por llegar». En definitiva, el técnico jienense dejó claro que las sensaciones fueron buenas y espera que sean capaces de mantenerlas: «Es mi caballo de batalla, mi pelea continua y diaria con mis futbolistas».

Ser un conjunto que tenga fe en lo que trabaja es, a juicio de Anquela, lo que les permitirá sacar adelante el partido de mañana, ya que «mientras hemos competido al nivel que requiere esta categoría, y lo vengo diciendo desde el primer día, cuando hemos sido un equipo de Segunda División y con las ideas claras, quien ha querido ganarnos ha tenido que hacer muchas cosas».

El responsable del conjunto ovetense considera que su plantilla «está preparada para dar lo mejor, pero también lo pensaba cuando fuimos a Soria». Anquela apoyó sus argumentos en lo que ve en el trabajo diario. En los entrenamientos, aseguró, «van a tope, con fuerza», aunque advirtió de que «el domingo es otra historia. Hay días que damos el nivel y otros no».

Anquela repitió en varias ocasiones que convertirse en el equipo que él quiere es algo que consiguieron durante muchas fases del campeonato y espera repetirlo. «Hay que trabajar, competir, ir a cada balón y jugar bien al fútbol», ya que en caso contrario serán «una versión fácil contra la que quieren jugar todos, porque regalamos y el que regala lo paga».

En víspera del encuentro del pasado domingo ante el Lorca, el técnico advirtió que el Carlos Tartiere se podía «comer» a los jugadores, algo que ahora le puede suceder a Osasuna, aunque dijo que «no se los tiene que comer el Sadar, nos tenemos que intentar comer nosotros a los rivales, no su estadio».

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos