«A lo largo de la temporada, si haces bien las cosas al final recoges frutos»

Juan Antonio Anquela, durante la rueda de prensa que ofreció en vísperas del viaje a Granada. /  ELOY ALONSO
Juan Antonio Anquela, durante la rueda de prensa que ofreció en vísperas del viaje a Granada. / ELOY ALONSO

Juan Antonio Anquela llama a la calma ya que considera que el equipo «está más cerca de ganar los partidos que de perderlos»

R. J. GARCÍA OVIEDO.

Ni un ápice se desvía de su discurso Juan Antonio Anquela, ni lo va a hacer tal como anunció ayer. El técnico sigue confiando en el trabajo del equipo y cree que, por ese camino, las victorias acabarán llegando. También cree que el equipo juega bien en muchas fases de los partidos y que está más cerca de ganar que de perder, por lo que apela a la tranquilidad y la confianza.

El técnico destacó que la plantilla está con «con ganas de revertir una situación que se nos está poniendo difícil, como es la categoría», pero sobre todo destaca que los jugadores creen en lo que están haciendo y eso a él le tranquiliza. Como muestra de que el equipo va en una buena trayectoria en cuanto a juego, el jienense dijo que «del último partido salí enojado y triste, pero en el fondo salí satisfecho porque trabajamos muy bien y fuimos un equipo que se acercó mucho a lo que yo estoy buscando».

En la grada también hay tranquilidad y eso Anquela considera que se debe a que «a la gente no se le puede engañar, ven cómo queremos ganar y cómo lo intentamos» al tiempo que destaca que «el que da todo en el campo, como nosotros lo damos en cada encuentros, ya no se le puede pedir más». Por ello, nuevamente insistió en la «tranquilidad y paciencia».

Una de las cosas de las que considera que deben huir es de las «urgencias y prisas» que hay siempre en el fútbol, aunque reconoce que «llevamos mucho tiempo sin ganar», pero asegura que «estamos cerca de hacerlo y eso es lo que nos da más coraje, que estamos cerca y que estamos compitiendo bien».

El técnico insiste en la importancia de no perder la fe «si nos ponemos nerviosos y empezamos con el cuento de la lechera de que podíamos llevar más puntos, los problemas vienen y hay que afrontar las cosas según están y nada más».

Por todo lo anterior, el técnico es rotundo: «No voy a cambiar ni una coma en mi discurso y en mi forma de proceder, porque creo que a lo largo de una temporada si tú estás haciendo las cosas bien al final recoges los frutos».

Fotos

Vídeos