La Liga denuncia cánticos de «puta Gijón y puta sucursal» en el Tartiere

La Liga denuncia cánticos de «puta Gijón y puta sucursal» en el Tartiere

Traslada a Competición los insultos proferidos desde el Fondo Norte del estadio, sin que fueran secundados por el resto de aficionados

R. J. G. OVIEDO.

La Liga Nacional de Fútbol Profesional denunció ayer, en el informe que remite cada semana al Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol y a la Comisión Antiviolencia, los cánticos de «puta Gijón y puta sucursal» que el pasado domingo se entonaron en el Fondo Norte del estadio Carlos Tartiere. En su escrito, el organismo aclara que esas proclamas fueron proferidas por unos cuatrocientos aficionados ubicados en esa zona del estadio y que no fueron secundados por el resto de aficionados.

En este informe que se emite de los hechos, que pueden ser «comportamientos prohibidos y por tanto sancionables» tanto en el Código de Disciplina Deportiva de la Federación como en la Legislación contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte, también se incluyen esta semana otros hechos registrados en el Camp Nou y en el Estadio Nuevo Arcángel.

En el caso de lo sucedido en el Carlos Tartiere, se indica que, «antes del inicio del partido y con los jugadores sobre el terreno de juego para comenzar el partido, unos cuatrocientos aficionados locales, ubicados en el Fondo Norte sección azul, lugar donde se ubica el grupo Symmachiarii, entonaron de forma coral y coordinada durante aproximadamente 10 segundos: 'puta Gijón y puta sucursal', no siendo secundados por el resto de aficionados». Según el escrito, esos cánticos se produjeron en el minuto 1 de partido, en el 16 y en el 57, siempre desde la misma zona del estadio y sin ser acompañados por el resto de espectadores. En todas las ocasiones se mantuvieron entre ocho y diez segundos.

Además, se informa que, antes del inicio del encuentro y en el descanso del partido, el club emitió a través de la megafonía del estadio un mensaje en contra de los insultos y la violencia en el deporte. Igualmente, se recoge que el conjunto carbayón «ha sido activo tras los cánticos emitiendo mensajes a través de megafonía y el videomarcador» y también se refleja que el resto del público «ha mantenido un adecuado comportamiento durante el transcurso del partido». Del mismo modo, se apuntan las medidas puestas por parte del club para la prevención de la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte y los controles de acceso al estadio.

El Comité de Competición deberá decidir si toma alguna medida disciplinaria por los hechos denunciados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos