Real Oviedo | Linares: «Es un partido vital para seguir con opciones»

Linares corre mientras observa el balón durante el entrenamiento oviedista. / ELOY ALONSO
Linares corre mientras observa el balón durante el entrenamiento oviedista. / ELOY ALONSO

El capitán oviedista asegura que están «a tiempo» de recuperar la presión que «ahogaba» a los rivales, realizada durante la mejor racha El delantero aragonés indica que «ahora jugar bien o jugar mal es lo de menos, lo que importa son los resultados»

I. ÁLVAREZ OVIEDO.

Belicoso con los centrales, Miguel Linares muestra cada vez que salta al terreno de juego un marcado gen competitivo en el que no cabe la especulación con el esfuerzo. «Para cuando el míster decida meterme, sean treinta segundos o treinta minutos, siempre estoy preparado para dar lo máximo. Luego la pelota entrará o no entrará, pero estoy muy bien físicamente y con confianza», expuso ayer el delantero nacido en Fuentes de Ebro, que al igual que su compañero Forlín está impaciente por resarcirse del varapalo sufrido la semana pasada en Los Pajaritos.

«Las derrotas a nadie le sientan bien y lo que quieres es que llegue el domingo cuanto antes», aseguró el capitán oviedista, que confía en enmendar el tropiezo sufrido en el último encuentro de los azules en el municipal ovetense. «En casa somos un equipo fuerte. Creemos que tenemos opciones de pelear hasta el final», proclamó el ariete aragonés, que asume la trascendencia del próximo duelo del conjunto que dirige Juan Antonio Anquela.

«Es un partido vital para seguir con opciones», expuso el atacante maño, consciente de que no pueden permitirse más pasos en falso en la recta final del largo camino de la categoría de plata del fútbol español. «De no ganar el domingo, dependiendo de los resultados, se complicaría mucho», indicó antes de señalar la postura del vaso medio lleno, compuesto por una victoria oviedista y el tropiezo de los equipos que le preceden en la clasificación: «Ganando podrías estar empatado con el 'play off' y esa es la mentalidad que tenemos que tener».

Camino de los 36 años, por su dilatada trayectoria en el fútbol profesional, argumenta que ha llegado la fase de la competición en la que impera el pragmatismo y la dictadura del casillero, que eclipsa cuestiones estilísticas. «Ahora mismo jugar bien o jugar mal es lo de menos, lo que importa son los resultados», proclamó el delantero, que tiene claro que «ni mucho menos va a ser un partido fácil» por más que el Lorca haya agotado de forma matemática sus opciones de alcanzar la permanencia.

«Los jugadores son profesionales y seguramente querrán acabar de la mejor forma posible la temporada porque muchos el año que viene seguro que quieren estar en la categoría», argumentó uno de los cuatro máximos artilleros oviedistas este curso, que confía en cambiar el desenlace de las dos anteriores temporadas para terminar la campaña «dentro» de la zona de 'play off'. Para conseguirlo, los azules deben recuperar algunas de las virtudes mostradas en los meses previos, como la presión sobre la salida de balón adversaria. «En esa racha de triunfos que tuvimos tan buena era cuando asfixiábamos a los rivales. Quizás eso lo hemos perdido un poquito, pero estamos a tiempo de recuperarlo», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos