Real Oviedo

Este Real Oviedo invita a soñar (0-2)

Este Real Oviedo invita a soñar (0-2)

Rocha y Linares marcaron los dos goles del conjunto ovetense, que apenas concedió ocasiones a su rival en los 90 minutos de juego

Ramón Julio García
RAMÓN JULIO GARCÍAOviedo

El Real Oviedo empieza a mirar hacia arriba. Duerme quinto en la tabla de clasificación de Segunda División. Y, además, lo hace después de una contundente victoria por 0-2 ante el Lorca en un enfrentamiento en el que los hombres Juan Antonio Anquela no dieron tregua y se hicieron acreedores al triunfo. La segunda victoria a domicilio, y cuarta en los cinco últimos encuentros, permite soñar a los ovetenses.

Los azules, con goles de Rocha y Linares, no solo aprovecharon dos de las ocasiones que dispusieron, sino que no concedieron oportunidades de gol a su rival de ayer. Saúl Berjón, en este sentido, fue determinante en las dos acciones de los goles y se echó el equipo a la espalda.

0 Lorca

Dorronsoro; Pina, Holgersson (Sito, m. 78), José Carlos (Pomares, m. 46), Peña; Bustos, Abel Gómez (Onwu, m. 63), Noguera, Ojeda, Nando y Manu Apeh.

2 Real Oviedo

Alfonso; Carlos Hernández, Forlín, Christian Fernández; Diegui Johannesson (Cotugno, m. 84), Folch, Rocha, Mossa; Yeboah, Linares (Hidi, m. 89) y Saúl Berjón (Viti, m.80).

Goles:
0-1, min. 13: Rocha y 0-2, min. 26: Linares.
Árbitro:
Díaz de Mera Escuderos, del Comité Castellano-Manchego. Mostró tarjetas amarillas a Bustos, Dorronsoro y José Carlos, por los locales y a los visitantes Saúl Berjón, Folch, Diegui Johannesson, Forlín y Linares.
Incidencias:
el Real Oviedo jugó de verde por coincidencia de las dos primeras equipaciones de los ovetenses con la del Lorca.

El sistema con tres centrales se consolida. Anquela optó de inicio por lo esperado, por los mismos once del pasado sábado, salvo por la presencia de Yeboah en sustitución del lesionado Aarón Ñíguez.

El inicio del encuentro respondió al patrón que se esperaba. El Lorca quería tener el balón y el conjunto azul le dejaba hacerlo, siempre que no avanzara con él. A medida que los de jugadores de Curro Torres querían asomarse al campo oviedista, los azules iban cerrando líneas y apretando hasta robar el esférico para intentar las transiciones rápidas hacia el área contraria.

La seguridad que el equipo ganaba con el trabajo del centro del campo permitía a Alfonso afrontar su segundo encuentro como titular con total tranquilidad y sin apenas trabajo en la primera mitad.

Más Real Oviedo

El ataque del conjunto carbayón tiene una pieza clave, que cada día lo es más. Su nombre es Saúl Berjón. El peligro del conjunto azul tiene el epicentro allí donde esté el ovetense. En este caso, en la banda izquierda. El juego ofensivo del once ovetense baila al son de Saúl Berjón. Cuando él acierta, el equipo lo nota.

Saúl tuvo ayer, además, la ayuda de Yeboah, que se ha ganado la confianza del técnico y está empezando a aprovechar los minutos. El ghanés protagonizó la primera ocasión de peligro en una buena internada por la derecha. Tras irse de un par de contrarios optó por centrar a Folch, pero la defensa se le echó encima al catalán.

El primer gol de los azules tuvo como protagonista a Saúl Berjón, que botó un saque de esquina abierto y David Rocha, desde la frontal, enganchó de volea y batió a Dorronsoro. El conjunto ovetense volvía a hacer gala de su pegada, con el segundo gol de la temporada de Rocha, también desde fuera del área, tal como hiciera ante el Rayo Vallecano.

El gol no hizo más que lograr que los hombres Anquela ganaran en confianza y siguieran creciendo para dominar a placer el partido ante un Lorca que no encontraba la forma de meter mano al encuentro.

El único sobresalto del guardameta Alfonso en toda la primera mitad llegó en un despeje de Christian Fernández. Este cabeceó mal el esférico, que acabó dirigiéndose hacia la portería, pero el meta despejó a córner.

Saúl Berjón volvió a fabricar el segundo. Se internó por la izquierda y centró al área, donde Linares no llegó, por lo que el balón acabó estrellándose en el poste. Ahí sí la cazó el delantero azul. Desde el suelo, se tiró de cabeza y lo empujó al fondo de la red. Un gol de delantero que supuso el tanto 50 del aragonés con la camiseta del Real Oviedo. Los azules tenían el partido encarrilado tanto por la ventaja en el marcador como por las sensaciones que estaba transmitiendo el equipo, que dominaba todas las facetas del juego.

La misma tónica

La segunda mitad comenzó con la misma tónica de la primera. Con los ovetenses controlando el partido, pese a los cambios del equipo local, que dio un paso al frente. Sin embargo, en todo momento parecía más cercano el tercero de los ovetenses que el primero de los locales. Lo pudo hacer Linares, tras un nuevo pase medido de Saúl Berjón, que le permitió presentarse ante Dorronsoro. Tras superar al guardameta, llegó Holgersson para despejar.

El Lorca, a base de arriesgar, se acercó algo a la portería de Alfonso, pero en ningún momento dio sensación de poder inquietar a los azules. En los minutos finales Anquela aprovechó para dar minutos a Viti, que volvió así a disfrutar de minutos desde su lesión en la segunda jornada.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos