«En un día malo sumamos un punto», valora Berjón

Saúl Berjón agradece el apoyo de la afición azul. / ÁLEX PIÑA
Saúl Berjón agradece el apoyo de la afición azul. / ÁLEX PIÑA

Christian Fernández cree que deben reflexionar y estar preparados para muchos partidos así hasta el final de la temporada

R. J. GARCÍA OVIEDO.

Los jugadores oviedistas eran conscientes al final del encuentro de lo que se había hecho mal, pero valoraban el punto sumado. Así lo dijo Saúl Berjón: «Sin ser el mejor día, sacamos un punto, otros días pierdes. Ahora no queda otra que ir a ganar el Zaragoza».

El atacante ovetense reconoció que «a veces no nos sale nuestro fútbol, pero es un punto». «Es lo que hay que ver, que en un día malo sumemos un punto, tampoco me parece tan malo», añadió. Lo que sí lamentó es que en los últimos encuentros el equipo no está imponiendo su juego. «Llevamos unos cuantos partidos que hacemos el juego del contrario, no hacemos nuestro juego. Nos pasó contra el Almería, contra el Sporting, el otro día en Cádiz», señaló. Ante eso, tiene claro que la receta es «dedicarnos a jugar a lo nuestro, que nos está yendo muy bien».

Saúl Berjón advierte que no será el último encuentro de estas características que les espera. «Esto es un partido más de Segunda, a lo largo del año va a haber más así. Estamos haciendo bien las cosas, pero de vez en cuando nos viene bien para saber lo que es la categoría y que hay que trabajar cada día más», analizó.

Por su parte, el defensa Christian Fernández también asumió los errores. «Ha sido uno de los partidos más flojos de la última época», dijo el cántabro, que afirmó que ahora toca «reflexionar, dejar atrás toda esa ola de euforia que se propagó con el derbi y centrarnos en que esto es la Segunda, que habrá muchos partidos como este hasta el final. Necesitamos dar un paso adelante».

El defensa señaló que sabían de la «complejidad del rival, de lo que iba a plantear tácticamente. No nos ha sorprendido nada». Por eso, considera que «les regalamos la primera parte» y cree que son un equipo que «no podemos regalar 45 minutos a ningún rival porque no tenemos capacidad para podemos permitir esos lujos». Lo que si vio fue reacción en la segunda mitad. «Ellos daban por bueno el empate, empiezan a perder tiempo y nosotros, con más corazón que cabeza, intentamos conseguir ese gol». Por último, recordó que «esto es Segunda, los equipos ya no se exponen tanto a que puedas ocasionarles peligro, sino a ver quién comete el primer error». Ante ello, apunta a ser «ambiciosos». «Si algún día tenemos que perder que sea por ir a por el rival, como hemos hecho hasta la fecha y que nos ha permitido tener esa racha», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos