manda la sonrisa del jugón

JON CARRERA

La vida es así Daimiel. El talento bajo sospecha ¿por qué? La frase es del añorado locutor televisivo Andrés Montes. Y en mi mente siempre aparece Saúl Berjón. He de confesar que mi admiración por 'Turu' puede desvirtuar la realidad, y es que siempre incorporo a mi altar a los que pasan por todas las categorías para cumplir el sueño que muchos tuvimos desde pequeños.

Pero fue aquella exhibición en su debut la que desvirtuó la realidad de todos y todas, y desde entonces, parece que sólo si el equipo consigue buenos resultados o está en buena dinámica, sus actuaciones se miden en base a su fútbol.

Hace pocas semanas Anquela, en su papel de motivador le exigía más al bueno de 'Turu'. El '21' recogió el guante (una vez más) y tras una combinación que empieza a ser habitual con Toché, embocó la bola en el palo largo después de trazar una diagonal desde la banda izquierda. Segunda asistencia del '9' con este sistema.

Durante los segundos 45 minutos, balones parados, disputas y tarjetas. De Pascuas a Ramos una aparición de Diego Fabbrini, la capacidad de intimidación de Álvaro Vazquez, la zurda de Juan Muñiz y permanentemente, la jerarquía de Saúl Berjón, que hasta bajó a defender y le sacaron una tarjeta.

Como queriendo ser uno más en este sufrimiento que se han convertido los partidos del Real Oviedo jornada tras jornada. Tres puntos, en 'play-off' y una semana más con la sonrisa del jugón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos