«Hay que mantener la calma y creer en lo que se hace»

El técnico del Real Oviedo corrige a sus jugadores en un momento del choque. / MARIO ROJAS
El técnico del Real Oviedo corrige a sus jugadores en un momento del choque. / MARIO ROJAS

Anquela reconoció que el equipo cometió demasiados errores defensivos, pero estaba satisfecho con la actitud y el arreón final

R. J. GARCÍA OVIEDO.

El mensaje de Juan Antonio Anquela al término del encuentro fue de tranquilidad, reconociendo errores del equipo, pero de confianza en sus jugadores y en el trabajo que se está haciendo. El técnico oviedista, al valorar la derrota, señaló que «no hay que darle más trascendencia al tema, se nos han ido tres puntos que teníamos mucha ilusión en conseguirlos». «Esto empieza así y no hay que darle más vueltas», apostilló.

También indicó que el club está trabajando para la llegada de más refuerzos antes de que se cierre el mercado, pero mientras tanto dijo que con lo que tiene está «conforme». «Tengo que estarlo, creo en los chavales, claro que creo, hay jugadores con categoría demostrada», aseguró, antes de añadir que «hemos empezado mal, en el fútbol cuando las cosas vienen complicadas hay que mantener la calma y seguir creyendo en lo que se hace porque somos un buen equipo».

Sin embargo, no ocultaba que hubo cosas que no le gustaron, en especial en el apartado defensivo. «No estoy descontento del trabajo en líneas generales, sí de situaciones que no hicimos bien», expuso. En ese aspecto, dejó claro que «si te meten tres goles es evidente que defensivamente el equipo no ha estado bien porque creo que no ha habido más ocasiones de gol». También reconoció que el rival «ha sido muy efectivo», pero sobre todo lamentó que «no hemos defendido como deberíamos». «Este juego es así y unas veces te premia y otras te castiga y hoy (por ayer) hemos hecho méritos para que nos castigue a nivel defensivo», proclamó.

Sobre el desarrollo del encuentro, dijo que «el partido ha estado equilibrado, en cuanto al resultado creo que nos quedamos bastante cortos para los merecimientos que hemos hecho». Todas sus críticas se centraron en el aspecto defensivo, pero matizando que a nivel colectivo, no de una línea o jugador en concreto. En ese aspecto recordó que «en el primer gol hemos defendido bastante mal, hemos cometido una falta innecesaria, pero esto es fútbol no hay que darle más trascendencia». También comentó que tras ponerse por delante en el marcador les faltó «aplomo y serenidad para intentar seguir dominando el partido».

Ante todo, se queda con el final, cuando el equipo lo intentó hasta el pitido del árbitro y tuvo opciones de empatar. En la preparación, el equipo encajó en nueve encuentros los mismos goles que ayer. Eso le llevó a decir que «la pretemporada es una auténtica mentira». «Lo que vale es hoy (por ayer) y el equipo no ha estado lo equilibrado y fuerte que hemos estado, si para ganar tienes que hacer cuatro goles es imposible», expuso.

El técnico cree que, a la espera de refuerzos, su tarea es «trabajar con lo que tengo e intentar levantar el ánimo de mucha gente que ahora mismo está un poco alicaída». Respecto al ambiente, indicó que «es imposible en este equipo no correr y pelear hasta el último segundo con esa grada y esa afición que tenemos». «Nos hubiese gustado ofrecerles un mejor resultado», concluyó.

Más

Fotos

Vídeos