«Tenemos que dar el máximo nivel en cada partido para poder ganar»

Anquela da instrucciones a sus jugadores, con Aarón Ñíguez y Sául Berjón, a la derecha, atentos. /  ELOY ALONSO
Anquela da instrucciones a sus jugadores, con Aarón Ñíguez y Sául Berjón, a la derecha, atentos. / ELOY ALONSO

Anquela advierte de que el Alcorcón es un equipo «muy complicado» y que les exigirá un «esfuerzo máximo» para conseguir los tres puntos

R. J. GARCÍA OVIEDO.

Anquela invirtió buena parte de su rueda de prensa de ayer en advertir de los peligros del Alcorcón y las dificultades que les va a plantear, pese a llegar en la zona baja de la tabla. Además, el técnico del conjunto ovetense volvió a insistir en la necesidad de afrontar cada encuentro con la máxima intensidad, ya que la única forma en la que cree que pueden sacar los partidos adelante.

El jienense reconoce que quieren meterse en el 'play off' «por lo bonito y por lo mucho que lo está esperando nuestra gente», pero deja claro que para ello lo importante es que «ofrezcamos el nivel que se requiere para jugar y para estar compitiendo con los de arriba. Cuando lo hemos hecho, fuimos capaces de igualarnos e incluso en algunos casos mejorar al rival».

El técnico no niega la ilusión que tienen por lograr meterse entre los primeros, pero para ello insiste en que saben «lo muchísimo que cuesta sumar». Recuerda, en este sentido, que ante el Córdoba jugaron «un partido en el que todos estuvimos casi al 100% y no fuimos capaces de ganarlo». Una circunstancia que considera que se debe a la igualdad de Segunda División.

«No creo en las cuentas de la lechera, solo pienso en ganar el próximo partido»

Una categoría en la que tiene claro que los objetivos pasan por no «perder la compostura y la tranquilidad» y recuerda su lema: «Hay que estar peleando hasta el último minuto del último partido». En este aspecto recordó su experiencia de la pasada temporada con el Huesca, cuando lograron meterse en 'play-off' en la última jornada ante el Levante.

Anquela tiene claro que los suyos son «un buen equipo cuando damos nuestro máximo nivel y cuando no, nos cuesta ganar, y a veces hasta empatar, como el sábado». Por ello, cree que lo importante es lograr el triunfo mañana y luego pensar en el siguiente, ya que la categoría está demostrando su igualadad en cada jornada.

«Las cuentas se desarman cada semana. Hay gente que se pensaba que esto ya estaba acabado, pero hay sustos para cualquiera y en sitios donde nadie lo espere: esto es la Segunda y hay que pelear cada partido como si fuera el último».

Ni siquiera el técnico quiere hacer cábalas con el hecho de jugar más encuentros en el Carlos Tartiere que a domicilio. «Eso es el cuento de la lechera, luego en la realidad ya veremos, el fútbol da unas vueltas tremendas», afirma, antes de recordar que «hay equipos que ganan todo en casa y pierden fuera y luego cambia la dinámica».

Respecto al Alcorcón, el técnico dejó claro que será «un partido más difícil todavía que el del Albacete», cuando ya advirtió de la dificultad del rival y recordó sobre los alfareros que «no sé si alguien de los que estamos en Segunda División, en los últimos cinco años tiene el currículum del Alcorcón», refiriéndose a su presencia en 'play off' en dos temporadas y quedando fuera por el golaverage en otra.

Por ello, incidió en que la trayectoria de los de Julio Velázquez es buena y por ello considera que «nosotros lo único que tenemos que hacer es respetar al máximo esa historia y salir a trabajar como hacemos en cada partido y a competir porque va a ser un partido, que como vuelvo a repetir, tremendamente duro».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos