«Hay que mejorar muchos aspectos»

Christian Fernández disputa un balón con Yeboha en el entrenamiento de ayer en El Requexón. /  ELOY ALONSO
Christian Fernández disputa un balón con Yeboha en el entrenamiento de ayer en El Requexón. / ELOY ALONSO

Christian Fernández cree que el equipo debe ser más regular y defender mejorEl defensa considera que la segunda parte ante el Lugo marca el camino de lo que deben hacer y ahora el reto, asume, es «mantenerlo a domicilio»

R. J. GARCÍA OVIEDO.

El jugador de la actual plantilla del Real Oviedo que mejor conoce a Anquela es el defensa Christian Fernández, que estuvo a sus órdenes hace dos temporadas en el Huesca. Eso permite al cántabro afirmar que el equipo no es todavía el que quiere el entrenador, ya que para ello es necesario que mejoren en defensa, uno de los aspectos en los que incide el entrenador.

Christian Fernández reconoció ayer la importancia de la victoria del pasado domingo ante el Lugo. «Estábamos en una situación de necesidad máxima si no hubiésemos logrado los tres puntos ante el Lugo», señala el defensa, que no oculta que de no haber ganado «se habrían encendido las alarmas porque nos habíamos puesto en una situación delicada, sumergidos en la lucha del descenso y lejos de los de arriba».

Por eso admite que el triunfo fue «un bálsamo» que les ha permitido quitarse «una losa» y además es más importante por el rival, que hasta entonces era el líder.

Sin embargo, el defensa es consciente que «ahora mismo no somos el equipo que quiere Anquela y que tenemos que mejorar en muchos aspectos», entre los que destaca el hecho de «ser más regulares» y para ello cree que todo pasa por dejar «la puerta a cero».

Mejorar en el aspecto defensivo es para el cántabro «vital en una categoría como esta» y recordó las palabras de Anquela cuando avisó de que «es imposible que podamos ganar marcando tres goles siempre».

Abundando en eso que quiere el entrenador, el defensa insiste en que lo que quiere el entrenador es que sean un equipo que «defensivamente no conceda nada al rival, solidario, en el que los once jugadores aporten defensivamente, que no haya resquicios en ese aspecto». Además, en el capítulo ofensivo, lo que les pide Anquela es que sean «muy verticales, buen trato al balón, gente dinámica, que haya movimiento y que nadie espere el balón al pie. Mucha llegada por fuera y presencia en el área», dijo.

Christian, que considera que están en el buen camino y cada vez se van a parecer más al equipo que quiere el entrenador, considera que también deben empezar a ganar a domicilio y para ello deben «trasladar la misma mentalidad de la segunda parte de Lugo».

Entre las claves que Christian encuentra para no lograr lo que quiere está que «por momentos nos falta ser valientes. Muchas veces nos falta dar ese paso adelante y decidir ir de verdad a buscar el rival en vez de especular con lo que pueda hacer el contrario o esperar su error para aprovecharnos» señaló. Del mismo modo aseguró que tienen que imponer su sistema, la presión y «ganar esos duelos, sobre todo en Segunda División, donde hay mucha segunda jugada».

El jugador, que se adapta a lo que le pida el entrenador tanto en el centro de la defensa, donde fue titular el pasado domingo como en el lateral izquierdo en el que había sido titular al inicio del campeonato, destacó la importancia de mantener las virtudes que están mostrando en casa también como visitantes y afirma que «no hay otra manera de ganar partidos, independientemente de que jugar en el Carlos Tartiere, que es siempre un aliciente o una ayuda, eso no tiene que ser excusa para no hacerlo fuera de casa».

Fotos

Vídeos