Real Oviedo

Real Oviedo | Al Miniestadi con la lección aprendida

Los jugadores del Real Oviedo convocados para el encuentro de esta tarde corren en la Ciudad Deportiva Joan Gamper. / REAL OVIEDO

Anquela vuelve a contar con los mismos 18 de las últimas jornadas y en el once no se esperan cambios, aunque hay un par de dudas | El conjunto oventese buscará dar continuidad al buen juego que hace en fases de los partidos y evitar errores

Ramón Julio García
RAMÓN JULIO GARCÍAOviedo

El Real Oviedo se sabe la primera parte de la lección, pero en el Miniestadi quiere demostrar que ya ha aprendido la segunda. Después de dos partidos consecutivos en los que el equipo deja escapar la ventaja en el marcador, toca acabar la faena siendo capaz de aguantar el resultado y sumar tres puntos, tras dos jornadas sin hacerlo. Ese es el objetivo con el que los de Juan Antonio Anquela afrontan el encuentro ante el filial del Fútbol Club Barcelona.

El conjunto ovetense visitará esta tarde el Miniestadi sin tiempo para prestar mucha atención a la combulsa semana que vive la comunidad catalana y centrado con lo que va a ocurrir en el césped a partir de las seis de la tarde. En principio, no se espera que el encuentro se vea afectado por circunstancias derivadas de la situación política.

Por quinta semana consecutiva Anquela ha repetido la misma convocatoria, pero el once podría sufrir alguna variación, en el centro del campo, tanto en el medio como en el costado derecho.

Más Real Oviedo

Sin embargo, el técnico no ha recuperado todavía a ninguno de los lesionados y su margen para realizar cambios se centra en pequeñas rotaciones de uno o dos puestos como máximo, en especial pensando en lo que viene.

La semana ha sido más corta para los azules por el encuentro del pasado lunes ante el Zaragoza y es antesala de otra de calendario comprimido, ya que el equipo recibirá el miércoles al Tenerife y visitará el sábado al Granada.

El aspecto en que se centró la semana de trabajo de los azules fue en tratar de reconocer los errores que les han costado un par de goles en cada uno de los dos últimos encuentros, después de ir por delante en el marcador. Errores puntuales y falta de oficio para llevar los encuentros a su terreno cuando el equipo se pone por delante están en el origen de los problemas, en los que está reincidiendo el equipo, que se ha adelantado en el marcador en seis de los siete encuentros disputados hasta el momento y solo logró acabar dos con victoria.

No obstante, no habrá revolución en el equipo, ya que el propio técnico señaló el viernes que está satisfecho con muchas de las cosas que hacen los suyos y que solo resta dar un paso más y saber cerrar los partidos. También reconoció que no tiene reproches que hacer a los jugadores y que es importante en estas circunstancias seguir dándoles confianza.

La mejoría que busca Anquela pasa primero por una mayor fluidez con el balón, pero sobre todo en una mayor concentración, en especial en las acciones a balón parado, pero también en los marcajes para no conceder opciones al rival, como sucedió ante el Albacete, con sendos disparos desde fuera del área y ante el Zaragoza, donde el equipo comenzó bien pero acabó a merced del rival.

En cualquier caso, no habrá cambios en el dibujo del equipo, ni en el planteamiento con el que los azules saltarán esta tarde al Miniestadi.

En principio en la línea defensiva no se esperan novedades, aunque habrá que esperar a que se confirme que el central Héctor Verdés está completamente recuperado de las molestias que le impidieron entrenarse a lo largo de la semana. Anquela dijo el viernes que el jugador estaba recuperado y en condiciones, pero ante la mínima duda podría quedarse fuera del equipo.

En el caso de que Verdés se quedara en el banquillo, todo apunta a que su sustituto podría ser el argentino Forlín, que la pasada jornada fue titular en el centro del campo y retrasaría así su posición a la demarcación en la que más ha jugado a lo largo de su carrera. La otra alternativa es su compatriota Valentini, que tras ser titular en la primera jornada no ha vuelto a tener minutos en Liga, aunque sí jugó en la Copa del Rey.

Cotugno y Christian Fernández estarán en los laterales, mientras que el central que parece que tiene asegurada su posición es Carlos Hernández.

En la pareja de pivotes es donde se podría producir una novedad en relación con el encuentro del pasado lunes ante el Zaragoza. Folch es seguro para Anquela, como lo demuestra que ha disputado todos los minutos hasta ahora. Su acompañante saldrá de entre Forlín y Rocha. En el caso de que Anquela se decante por una alineación de mayor carácter defensivo sería el argentino el que ocuparía esa posición, mientras que en caso contrario sería Rocha, que venía siendo la pareja habitual de Folch hasta la pasada jornada.

En la media punta parece seguro Aarón Ñíguez, que viene siendo el titular en las tres últimas jornadas, mientras que en la izquierda repetirá Saúl Berjón.

La posición con más candidatos es la banda derecha del centro del campo, para la que el técnico cuenta con tres alternativas, los ghaneses Yeboah y Owusu, y el esloveno Pucko.

Anquela fue muy expresivo el viernes al reconocer que para esa posición el «casting» está abierto y el técnico sigue buscando un inquilino de garantías para el costado diestro. Las palabras del entrenador dejan entrever que Pucko no repetirá en ese puesto, por lo que Yeboah y Owusu pelearán por el puesto. Yeboah fue titular en tres ocasiones consecutivas, pero ante el Zaragoza se quedó en el banquillo y ni siquiera tuvo la oportunidad de disputar minutos a lo largo del encuentro.

Por todo ello, Owusu parece que puede ser el elegido para tener su primera oportunidad de formar en un once titular. El ghanés ha dejado buenos detalles en los minutos que ha tenido y aunque su posición más habitual es la de delantero, por su velocidad se puede adaptar a esa posición.

Lo que no ofrece dudas es que Toché volverá a ser la referencia ofensiva del equipo. Los cinco goles que atesora le hacen ser indiscutible para Anquela.

El once más probable de los azules sería el formado por: Juan Carlos; Cotugno, Carlos Hernández, Verdés, Christian Fernández; Folch, Forlín; Owusu, Aarón Ñíguez, Saúl Berjón; y Toché. En el banquillo estarían: Alfonso, Valentini, Mossa, Rocha, Pucko, Yeboah y Linares.

El conjunto oviedista viajó ayer por la mañana a Barcelona y realizó por la tarde el último entrenamiento de la semana en la ciudad deportiva Joan Gamper. Al regreso del entrenamiento, un grupo de miembros de la Peña Oviedista Barcelona esperaba a los jugadores en el hotel para darles ánimos y mostrarles su apoyo.

En las gradas del Miniestadi está prevista esta tarde la presencia de dos centenares de seguidores azules para animar a los de Anquela.

Fotos

Vídeos