Real Oviedo

Real Oviedo | «No hay que mirar la clasificación»

Anquela se dirige a sus futbolistas durante el entrenamiento de ayer en El Requexón./ELOY ALONSO
Anquela se dirige a sus futbolistas durante el entrenamiento de ayer en El Requexón. / ELOY ALONSO

Anquela cree que el equipo ha salido reforzado por el juego de los últimos partidos | El entrenador quiere evitar que se mire más allá del encuentro ante el Lorca e insiste en que lo importante «es tener claro que debemos hacer en cada momento»

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

La autocomplacencia no tiene cabida en el vestuario del Real Oviedo. De ello se encarga el entrenador, Juan Antonio Anquela, que si bien no oculta su satisfacción por los últimos encuentros, no permite que se levante la vista más allá del partido del sábado ante el Lorca. Avisa, a este respecto, sobre los riesgos de hacer 'las cuentas de la lechera' o detenerse en la clasificación a estas alturas de temporada.

Los azules han mejorado sensiblemente sus resultados y la imagen en el último mes, lo han hecho sobreponiéndose a muchas bajas, por lo que el técnico jienense cree que, tras los recientes encuentros, el equipo puede considerarse que ha salido reforzado en el cómputo global.

Más noticias

Sin embargo, el entrenador aprovechó ayer para alertar de que no es el momento de mirar la clasificación porque «da igual a cuantos puntos estés de arriba o de abajo, esto es muy largo». Recordó en este sentido que los objetivos se logran «a base de tranquilidad y de saber lo que se quiere en cada momento».

Anquela no quiere que sus jugadores piensen en otra cosa que no sea el duelo del sábado y cuando pase ese encuentro, «a pensar en los tres siguientes puntos. Y no hay más. Si empiezas a hacer cosas que no proceden, esta categoría te castiga».

Una vez más, el técnico volvió a recurrir a su dilatada experiencia en la categoría para dejar claro lo que es importante para un equipo «lo tengo clarísimo y a lo largo de los años mi única filosofía es construir un equipo que sepa lo que quiere». Además, hizo hincapié en una virtud que considera crucial en esta competición que es «estar siempre con la concentración que requiere la Segunda».

Por eso, el entrenador ya está pensando en el Lorca, un rival al que elogió y que recordó viene de ganar a domicilio y hacerlo después de «jugar de maravilla». «Lo hicieron todo perfecto y ganaron con una solvencia impropia de la categoría a un rival como el Nástic, que hacía dos días había ganado fuera de casa». Una vez más vuelve a lanzar un aviso a sus jugadores ante el encuentro de mañana: «El que no sepa que terreno pisa se equivocara, y nosotros no podemos equivocarnos, porque aquí no se regala absolutamente nada». Incide en que aquel equipo que quiera ganar «tendrá que hacer muchas cosas bien y durante mucho tiempo».

Lo que está claro es que la semana de trabajo estuvo presidida por el buen ambiente, motivado por los resultados y también porque la nómina de futbolistas en la enfermería se fue reduciendo de forma sensible. El técnico reconoce por ello que «no nos podemos quejar, hemos entrenado a buen nivel y recuperado gente, así que no hay ninguna queja».

Dentro del trabajo semanal del equipo está empezando a ganar peso el partido de los jueves ante el filial que se ha repetido en las últimas semanas. El técnico aprovecha para hacer pruebas y ver el estado de forma de los jugadores de la primera plantilla y también el filial. «En todos los equipos he hecho esos partidos de los jueves, mejor entrenamiento que jugar al fútbol no hay, sobre todo con un rival tan bueno como el que tenemos nosotros», explicó el técnico que afirmó que «si por mi fuera haríamos esto todas las semanas, solo que no me gusta alterar mucho el trabajo de otro equipo». Además, considera que los beneficios son tanto para los jugadores del primer equipo como para los del filial.

Anquela se refirió a Yeboah, tras su último buen partido, y lo hizo con una advertencia para todos: «Se juega para el Real Oviedo. Si Yeboah juega para este equipo y pone toda su calidad individual al servicio del Real Oviedo no hay ningún problema, el problema es si queremos jugar de otra manera que a mí no me gusta, entonces no tendrá sitio ni él, ni ninguno». El ghanés, dice, «se ha ganado jugar más minutos».

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos