«Es el momento de seguir apretando y dar un paso adelante», asegura Linares

Linares, en primer plano, con Carlos Hernández a su lado. /  E. ALONSO
Linares, en primer plano, con Carlos Hernández a su lado. / E. ALONSO

El delantero reconoce que aún deben mejorar en algunos aspectos del juego aunque eso, precisa, «se hace mejor desde las victorias»

R. J. GARCÍA OVIEDO.

El Real Oviedo ha logrado encadenar dos victorias seguidas, pero quiere más. Así lo ve el delantero Linares, que ayer dijo que es «el momento de seguir apretando y dar un paso adelante».

El delantero aragonés, que en las dos últimas jornadas ha recuperado la titularidad tras la lesión de Toché, asume no obstante que tienen que mejorar. «Sabemos que tenemos muchas cosas que corregir pero después de las victorias, sobre todo en el último minuto y con uno menos, se trabaja mejor», señaló.

La experiencia del capitán del conjunto oviedista le deja claro que es una categoría muy larga, en la que «hasta la jornada 42 vamos a sufrir». «O bien por no meterte abajo, por entrar en 'play off' o por optar a los dos puestos de ascenso directo si estamos entre esos seis», apostilló el delantero, que insistió en que la Liga es «tan complicada e igualada que tengas el objetivo que tengas o estés en la posición en la que estés vas a sufrir».

Una de las cosas que Linares considera que van a jugar a favor del equipo es la competencia que hay en la plantilla, que se está sobreponiendo a los muchos problemas de lesiones que está teniendo en el inicio de la temporada y pese a las cuales «el equipo sigue respondiendo y eso habla bien de los compañeros, de la plantilla». «Toca trabajar más que nunca para seguir escalando si se puede» indicó, a la vez que añadió que «salga quien salga compite y si este equipo compite da igual quien esté en el campo».

El pasado domingo llegó la primera victoria a domicilio, tras remontar un 1-0 adverso, por lo que el delantero oviedista se queda con «la fe que tuvo el equipo, sobre todo en la segunda parte con el resultado en contra y fuera de casa, que mostramos la cara que todos queremos, demostró fe y ganas y por suerte nos llevamos la victoria». Por ello, cree que fue «el mejor partido de la temporada fuera porque hemos ganado, yo prefiero jugar mal y ganar. Es verdad que las sensaciones fueron buenas», indicó, aunque reconoció que «cometimos fallos pero no eran malas sensaciones como en otro partido». «Nos vi bien y en la segunda parte todo el mundo estaba viendo que teníamos confianza», concluyó.

Fotos

Vídeos