Real Oviedo

Real Oviedo | Dos murallas confrontadas en El Alcoraz

Alfonso Herrero, en El Requexón. :/H. Álvarez
Alfonso Herrero, en El Requexón. : / H. Álvarez

Alfonso Herrero y Remiro se enfrentan el domingo en el momento más dulce de sus carreras | El portero del Real Oviedo ha enlazado cuatro duelos imbatido tras su debut profesional y el del Huesca es el menos goleado de la categoría como local

IVÁN ÁLVAREZOVIEDO.

Apenas once meses separan las fechas de nacimiento de los cerrojos del Real Oviedo y el Huesca. Alfonso Herrero y Álex Remiro son los jóvenes cinturones de seguridad que protegen la acelerada marcha del conjunto carbayón y el oscense, que este domingo cruzarán sus caminos en El Alcoraz (18 horas) para inaugurar sus calendarios competitivos en 2018 con el propósito de consolidar sus inercias positivas.

Juan Antonio Anquela y Rubi, encargados de gestar en sus pizarras la privilegiada situación en la tabla que disfrutan asturianos y aragoneses, han logrado en apenas unos meses el equilibrio que tanto anhelan todos los entrenadores. Sus equipos son certeros en los metros finales, como ilustran las 31 dianas que solo supera en la categoría el Valladolid, y agregan a esa eficacia en ataque solvencia para no mostrar apenas fisuras cerca de sus porterías, defendidas por dos jóvenes que disfrutan del momento más dulce de sus carreras deportivas.

Más noticias

El entrenador oviedista ya demostró el pasado curso en Huesca que no le tiembla el pulso a la hora de situar como última barrera sobre el terreno de juego a un joven que no ha llegado al ecuador de la veintena y ahora lo ha refrendado con su apuesta por Alfonso Herrero. El jienense brindó al cancerbero toledano el pasado 25 de noviembre la oportunidad de escribir la primera línea de su currículo en categoría profesional, donde solamente conoce el dulce sabor del triunfo.

El cancerbero forjado en la cantera del Real Madrid solo ha recibido un gol en sus cinco jornadas bajo palos y acumula 419 minutos imbatido gracias a los cuatro choques que ha enlazado con su portería a cero. Ha devuelto de esa manera la confianza de su técnico y ha encontrado la recompensa a su apuesta de bajar un escalón para volver a tener continuidad a costar de jugar en Tercera División. Repleto de confianza, afrontará este domingo la que a priori será su prueba más exigente como oviedista hasta la fecha, ya que se enfrentará al equipo de la categoría con mayor número de remates.

Invulnerable en Lorca y en el feudo del Sevilla Atlético, donde salvó el triunfo azul al detener un penalti en los minutos finales, el cancerbero de 24 años intentará prolongar su camino inmaculado en El Alcoraz, territorio inhóspito para los forasteros. Los anfitriones, que solo han cedido cuatro puntos delante de su afición, han lucido una gran capacidad para blindarse. Remiro, indemne en nueve duelos del Huesca esta temporada, es el portero más eficaz de Segunda División como local, ya que ha echado el candado a su meta en El Alcoraz media docena de veces.

La resistencia del navarro, que en la temporada de su estreno en Segunda se fue imbatido del Carlos Tartiere en un duelo en el que los azules asediaron su portería sin fortuna en la definición de las jugadas, solo la lograron derribar en Huesca cuatro equipos. Le batieron el Córdoba, el Rayo, el Zaragoza y el Reus, pero la única diana que no resultó estéril fue la del cuadro catalán, que arañó un empate. Condenado al ostracismo el curso pasado entre los vestuarios del Levante y el Athletic, el meta cedido por el club bilbaíno está cubriendo con brillantez el hueco dejado por Sergio Herrera con su marcha a Osasuna.

Internacional en categorías inferiores con la Selección Española al igual que Alfonso Herrero, la última vez que ambos se enfrentaron sobre un terreno de juego fue en 2013, con el título de la Copa del Rey juvenil en juego. El pulso entre dos porteros por entonces observados con lupa por los técnicos de la federación española lo ganó el oviedista, ya que se proclamó campeón un Real Madrid capitaneado por el ahora jugador del Huesca Gonzalo Melero, que se perderá el duelo de este domingo por acumulación de cartulinas amarillas. Cuatro años y medio después, Remiro, que reúne el perfil de portero moderno, y Alfonso Herrero, más cercano al canon clásico de la demarcación, confrontan en El Alcoraz las murallas que han levantado delante de sus líneas de gol.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos