Real Oviedo

REAL OVIEDO

Real Oviedo | El mejor Tartiere da su impulso

fotogalería

Los jugadores del Real Oviedo, durante el entrenamiento de ayer en El Requexón. / ELOY ALONSO

  • La plantilla azul destaca la importancia del apoyo ofrecido por los aficionados en los momentos más delicados del último partido liguero

  • El municipal ovetense registró ante el Getafe la mejor entrada de la temporada

El Carlos Tartiere registró el pasado domingo su mejor entrada de la temporada, con 17.623 espectadores, según los datos del club. Pero el impulso que supuso para el Real Oviedo no fue solo cuantitativo, ya que además fue uno de los encuentros en los que el ánimo desde la grada fue determinante para el desenlace del duelo. Además, la victoria in extremis con el gol de Jon Erice propició que la fiesta fuese completa y que el Oviedo siga sólido ante los suyos.

El rendimiento del equipo azul en el municipal ovetense, cuyo terreno de juego se sumó a la fiesta y presentó el mejor aspecto de los últimos encuentros, no deja lugar a dudas. Los datos son concluyentes, ya que los carbayones han ganado en cinco de los seis últimos encuentros como locales. En lo que va de temporada, los de Fernando Hierro ganaron en nueve ocasiones, empataron en tres y perdieron en dos. Eso les ha supuesto 30 puntos, cuatro menos que el Levante, que es el mejor local de la categoría. También el Girona supera a los azules, con 34 puntos. El Tenerife suma los mismos puntos que el Real Oviedo, mientras que el Cádiz acumula dos menos.

El conjunto ovetense ronda en la actualidad los 20.000 abonados y las entradas medias que registra el Carlos Tartiere superan los 13.000 espectadores. Las entradas que habitualmente ofrece el club en el transcurso de los partidos suelen ser corregidas posteriormente, a la baja, por la Liga de Fútbol Profesional, que suele considerar provisionales los datos del club, como los 17.623 del pasado domingo.

Hasta ahora, la mejor entrada de la temporada había sido en el encuentro ante el Rayo Vallecano, correspondiente a la novena jornada, cuando, según la LFP, se dieron cita en el municipal ovetense 14.124 espectadores. Ese encuentro se disputó el domingo nueve de octubre a las 12 de la mañana.

En la anterior jornada, ante el Numancia, se dieron cita en el municipal ovetense 13.801 aficionados.

El pasado domingo, coincidiendo con la campaña de acompañante que puso en marcha la entidad, con una entrada para cada abonado al precio de 10 euros, el Carlos Tartiere superó ampliamente las cifras de asistencia y el equipo lo agradeció sumando su tercera victoria consecutiva por primera vez en la temporada.

El viernes, en la rueda de prensa semanal, Fernando Hierro hizo un llamamiento a los aficionados para que acudieran al estadio y estuvieran con el equipo, una llamada a la que la afición respondió en todos los sentidos. Además de la masiva presencia de espectadores, el apoyo al conjunto azul fue incondicional, sobre todo, en los momentos en los que más los necesitó, en la recta final del encuentro.

Tras el partido, Hierro agradeció el comportamiento de los aficionados con el equipo: «Da gusto cuando uno viene a este estadio y hay casi 18.000 personas empujando».

El agradecimiento de la plantilla fue unánime. Por ejemplo, el autor del gol que a la postre dio los tres puntos al equipo, Jon Erice, lo destacaba al término del partido: «Llevo cuatro años aquí y es un estadio caliente, que aprieta y a poco que le das te lleva». El centrocampista navarro explicó que cuando el rival tuvo una ocasión para adelantarse en el marcador, el aliento de la gente les ayudó a recomponerse e ir a por el encuentro: «Con tanta gente apoyando eres un punto superior al rival en el tramo decisivo».

El otro goleador del equipo, el delantero Toché, también se refirió a la bonita situación que se vivió en el campo y espera que «ojalá veamos de aquí a final de año ese ambiente de fútbol». El murciano, que suma once goles y el domingo abrió el camino del triunfo en la primera oportunidad que tuvo, afirmó que en el campo habían notado que «la gente nos apoya y está con nosotros». Por ello valoró que «la verdad es que sin ellos no hubiéramos ganado este partido».

Al igual que Erice, Toché se refirió al contagio de la grada en los momentos decisivos del encuentro. «Al final hemos tenido ese arreón de la gente y sacamos el orgullo», aseguró.

Otro de los veteranos de la plantilla, el defensa David Fernández, fue quien incidió en la importancia de sentirse arropados desde la grada cuando las cosas no estaban saliendo bien en el terreno de juego. El madrileño considera decisivo el apoyo en la última media hora del partido. «Cuando salimos en la segunda parte, encontrarnos con ese gol tan pronto, tuvimos unos minutos de duda», reconoció, a la vez que se refirió al aliento de los seguidores: «Gracias al ambiente que hubo, al apoyo y al ánimo de la afición, nos dio esas fuerzas extra para seguir intentándolo y tuvimos alguna ocasión para haberlo marcado antes». También destacó que «hasta el final lo intentamos y el premio del gol es el premio al esfuerzo».

Por todo eso, David Fernández entiende que es lógico el estallido de alegría cuando Jon Erice marcó el gol de la victoria. «Es un subidón por el ambiente que había en el campo y poder celebrarlo con casi 18.000 personas», describió. Es algo que el madrileño cree que les dará fuerzas para los próximos compromisos del Real Oviedo.