Real Oviedo

REAL OVIEDO

Real Oviedo | «En competitividad no nos puede ganar nadie»

fotogalería

Fernando Hierro, que pide a los suyos que piensen solo en el encuentro ante el Reus, da instrucciones a Michu en el entrenamiento en El Requexón. / ELOY ALONSO

  • Hierro insiste en mantenerse ajeno a la clasificación y seguir en misma línea de mejora que están mostrando en las últimas jornadas

  • El técnico oviedista se centra en el encuentro de mañana y pide que se olvide lo logrado hasta ahora por el equipo

El mensaje de Fernando Hierro sigue inalterable pese al buen momento del equipo. El técnico malagueño insiste en no mirar a la clasificación, en olvidarse de lo logrado hasta ahora y pensar solo en el partido de mañana ante el Reus. Igualmente, mantiene que el equipo tiene que, como mínimo, igualar la competitividad de todos los rivales a los que se enfrenten.

Además, el técnico destacó la rápida adaptación de los fichajes en el mercado de invierno, algo en lo que cree que tienen que ver los jugadores que ya estaban en el equipo, de los que destacó su compromiso y aportación a la fortaleza del grupo, que considera una de las claves del buen momento que atraviesan. Esta semana el delantero del Getafe Chuli, que ya se había enfrentado a los azules en dos ocasiones esta temporada, cuando militaba en el Almería, destacó que el Real Oviedo en el partido del domingo había sido mucho más intenso que en los dos partidos que los ovetenses jugaron contras los andaluces.

El técnico azul cree que esa diferencia está sobre todo en el buen momento del equipo. «Tiene que ver todo con los resultados, con creer en que las cosas te salen bien», indicó. No obstante, el técnico advirtió de los peligros que tiene pensar demasiado en el buen momento: «Estamos sumando muchos puntos pero eso para Reus no nos vale».

Por eso, el malagueño considera que para afrontar los próximos encuentros de la mejor manera lo que deben hacer es «borrón y cuenta nueva» y quiere que sus jugadores se olviden de los buenos datos de las últimas jornadas. «Lo que hemos podido conseguir, que hemos sumado quince de los últimos dieciocho puntos, cuanto antes lo quitemos de la cabeza mejor», señaló.

Hierro insistió en esa idea de no pensar en el pasado. «Eso no nos los va a quitar nadie, esos puntos ya los tenemos, por lo tanto no me vale ni lo de Getafe ni lo de Miranda, ni lo de Almería», expuso. Lo único que tiene el entrenador en la cabeza, indicó, es «Reus, viernes, ocho de la tarde». En este sentido, el entrenador se queda con que el equipo «sigue mejorando y quiere seguir progresando».

Ni mucho menos el técnico quiere pensar en la clasificación, sobre todo cuando resta tanta Liga por disputar. El malagueño afirmó que «no creo que sea el momento de mirar tablas, quedan muchos partidos por delante» y apuntó que además de los partidos de Liga espera tener un mes más de competición, el correspondiente a la disputa del 'play off' que es el objetivo que se ha marcado la entidad para esta temporada.

Ante esto, el técnico apela a la plantilla para sobreponerse a las adversidades que puedan surgir. «En los campeonatos de Liga hay sanciones, lesiones, la gente se desgasta y esto es muy largo, prima la fortaleza del grupo», afirmó. Lo anterior no oculta para el entrenador que están «en un momento importante, después de cinco partidos sin ganar fuera, pero eso ya pasó» y concluye que «vamos a Reus con la ilusión y la mentalidad de ir a por los tres puntos y de ahí no nos saca nadie».

Una de las claves para superar la igualdad de la competición es mantener la máxima competitividad en cada encuentro, «Esta categoría es así», indicó el técnico azul, que explicó que «vas a Miranda y si no igualas en competitividad es muy difícil».

El técnico comentó que con todas las personas con las que habla de la Liga de Segunda se refieren a que se trata de «la Liga más igualada del mundo y es lo que hay, o te adaptas o no te adaptas». La conclusión del entrenador es que en esa competitividad «no nos pueden ganar ni en casa ni en fuera». «Luego el rival puede tener genialidades, entender mejor el partido o estar más centrado, esto es así, pero en competitividad no nos puede ganar nadie», apostilló.

En las últimas jornadas el equipo está teniendo la aportación de los fichajes del mercado de invierno, como son los casos de Saúl Berjón, David Costas y Borja Domínguez, que se están haciendo con un puesto en el once inicial. El entrenador destaca de los nuevos que han llegado «con frescura mental, hacen su trabajo», pero no olvida que «la gente del año pasado ha dado un paso hacia adelante» y eso se convierte en una competitividad sana de la que se está beneficiando el equipo.

Pero Hierro no quiere centrarse solo en los nuevos. «Que venga gente no quiere decir que no cuente con los que estaban, trabajamos desde junio, hemos cambiado 15 o 16 jugadores desde el año pasado, es un porcentaje muy alto», explicó.

El malagueño insiste en la rápida adaptación de los nuevos, en lo que es vital que los que estaban «ayudan y colaboran». «Lo ideal es que los de fuera traigan ilusión, que los de casa los acojan bien y hacernos cada día mas fuertes que es de lo que se trata», señaló.

El entrenador quita importancia al hecho de jugar un viernes, ya que afirma que es igual para los dos equipos y han tenido el mismo tiempo de recuperación. Lo que le preocupa a Hierro es que «salga lo que tenemos preparado, todo aquello en lo que creemos que podemos hacer daño al rival y en lo que debemos defendernos». En definitiva, el entrenador cree que lo importante es centrarse solo en mañana, yendo «con la cabeza limpia». «Nos olvidamos de las rachas anteriores, ni lo que hemos hecho hasta ahora ni la que viene», concluyó.