El Comercio
Real Oviedo

La 'Hierrina' hace reaccionar al Oviedo

Jon Erice, a la derecha, disputa el balón con Diegui.
Jon Erice, a la derecha, disputa el balón con Diegui. / ELOY ALONSO
  • El centrocampista Jon Erice reconoce que el entrenador les «metió una buena bronca» en el descanso del partido

  • El conjunto azul, tras un mal primer tiempo, mejoró en la reanudación y pudo llevarse el triunfo en Reus

Cuando el pasado viernes, al final del primer tiempo, Arcediano Monescillo señaló el camino a los vestuarios, el oviedismo respiró. El Real Oviedo había estado tan mal como en otros partidos a domicilio -los anteriores a la victoria ante el Mirandés-, pero continuaba vivo, a diferencia de lo ocurrido en Huesca, Alcorcón y Sevilla.

En el vestuario, en esta ocasión, hubo 'Hierrina' y el equipo azul reaccionó en la segunda mitad, en la que empató e incluso estuvo cerca de poder llevarse los tres puntos en la recta final del encuentro. Por primera vez, los ovetenses eran capaces de revertir la situación en un encuentro como visitantes.

El centrocampista Jon Erice explicó al término del encuentro que Fernando Hierro les había echado una buena bronca y que eso había dado sus frutos tras el descanso. El Real Oviedo fue otro sobre el terreno de juego.

«Nos ha abroncado, nos ha metido duro», admitió el centrocampista navarro, sobre lo que ocurrió en el entretiempo en el Estadi Municipal de Reus. Erice estaba de acuerdo con las palabras del técnico y cree que el juego del equipo les hacía acreedor a la riña: «Ha sido lo que tenía que hacer, no estaba satisfecho, no estábamos haciendo lo que teníamos que hacer y nos ha metido una buena bronca».

Las consecuencias fueron buenas para el equipo carbayón. «A partir del descanso hemos salido con otra cosa», indicó el centrocampista, quien añadió que «nos ha metido caña y nos ha venido bien».

Los términos de la charla del técnico en el descanso no trascendieron, pero el propio entrenador malagueño explicó después del encuentro que, a su juicio, el problema del equipo había estado relacionado con el balón. En otras ocasiones Hierro apeló a la intensidad y a la concentración de los jugadores, pero en esta ocasión el problema tenía que ver con algo futbolístico. De hecho reconoció que «tuvo que ver con el balón, si tenemos tantas pérdidas y continuamente el contrario coge la segunda jugada y el rechace, es muy difícil jugar bien».

El Oviedo, en la segunda mitad, fue creciendo a través del balón y de mantener posesiones más largas, lo que se tradujo en más presencia en el campo contrario y, a la vez, en tener menos problemas defensivos.

Por todo lo anterior, al final del encuentro, el sabor de boca para los ovetenses era bueno. Por un lado porque el equipo sumaba una nueva jornada sin perder y, por otra y probablemente más importante para el futuro, porque se había mostrado una capacidad de reacción inédita hasta entonces, en especial en los encuentros lejos del Tartiere.

Jon Erice se quedó al término del encuentro con esa nueva versión del equipo que, por fin, era capaz de reaccionar. «Ha sido un cambio grande», indicó el centrocampista, quien recordó que antes «cada vez que se nos ponían por delante fuera de casa nos ganaban», y valoró que «hemos conseguido cambiar la dinámica».

Entre las virtudes del equipo azul tras el descanso, el capitán destacó que «no nos hemos venido abajo» y cree que en ello ha influido la confianza con la que llegaban al encuentro después de una muy buena racha de resultados. «El estado de ánimo en el que llegábamos, con muchos puntos en los últimos partidos, ha sido positivo», afirmó.

El guardameta Juan Carlos, que en la primera parte realizó un par de intervenciones de mérito, también destacó la reacción del equipo. El meta explicó que, tras una primera mitad mala, «el equipo reaccionó». También cree que eso es «muy positivo, antes no lo teníamos».

El portero considera que el punto sumado es bueno para el equipo, pero que sobre todo lo es la manera en la que acabó el equipo. «En la segunda parte les metimos en su campo y al final tuvimos ocasiones de ganar», valoró. En definitiva consideró que deben «dar pasos adelante» y hacer que las malas fases en los partidos «se queden en pequeños minutos».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate