El Comercio
Real Oviedo

El Oviedo afina la puntería en el mercado

  • Con la diana de Borja Domínguez en Reus, los goles de las incorporaciones oviedistas en 2017 han servido a los de Hierro para sumar siete puntos

  • Cuatro de los siete últimos goles marcados por los azules llevan la firma de refuerzos invernales

Las peculiaridades del mercado invernal obligan a devorar el proceso de integración al equipo de las nuevas incorporaciones. Enmarcado en el ecuador de la temporada, la segunda ventana de traspasos de la campaña exige rendimiento inmediato al jugador desde el estreno con su nueva camiseta y componen un contexto singular al que se están adaptando los últimos en llegar al Real Oviedo, que han sido capaces de aderezar su presencia en las alineaciones de Hierro con su influencia directa en el marcador.

En su cuarto encuentro como oviedista, Borja Domínguez, enrolado en las filas azules la jornada en la que la Liga de Fútbol Profesional echó al cierre al intercambio de jugadores entre clubes, vivió su bautismo goleador. «Tuve la fortuna de estar ahí en el momento indicado, la enganché muy bien y nos sirvió para sumar un puntito más fuera de casa, que es lo importante", expuso el centrocampista vigués, que con su acierto permitió al conjunto carbayón cosechar un empate en Reus que recompensó la reacción tras el descanso para enmendar una primera mitad de partido para olvidar.

El servicio de Christian Fernández desde el costado izquierdo, directo al corazón del área, lo remató el mediocentro cedido por el Córdoba, que con una volea picada batió a Edgar Badía y demostró una de sus virtudes, la llegada desde segunda línea que ya había exhibido con frecuencia la pasada campaña con la camiseta del Racing de Ferrol. "El centro era muy bueno, la vi venir y es de estas que dices 'tiene que entrar sí o sí", indicó con modestia el jugador forjado en la cantera del Celta, el último de las incorporaciones invernales azules en lucir su pegada después de que David Costas firmasen los triunfos ante el Mallorca y el Mirandés en los primeros duelos del mes de febrero.

Cuatro de los siete últimos goles del Real Oviedo llevan la firma de sus refuerzos invernales, que con su pegada han contribuido a que el conjunto azul se afiance en la zona de 'play off'. En el Carlos Tartiere celebró su primer gol como profesional David Costas, erigido en revelación anotadora después de que repitiese puntería siete días más tarde en el feudo del Mirandés. La maniobra ofensiva del central gallego en Anduva, más propia de un 'nueve' que de un zaguero, sentenció una victoria que había encarrilado Saúl Berjón, otra de las piezas que Hierro ensambló a su engranaje durante el mercado de traspasos.

El extremo ovetense se ha consolidado en el costado izquierdo del ataque azul, en el que el técnico malagueño ha encontrado un hueco a Borja Domínguez en la media punta. "No es mi posición habitual, pero es una posición donde lo puedo hacer bien. Ya he jugado bastantes veces, intento buscar el balón, darle continuidad al juego y aportar mi trabajo al equipo. El míster es lo que me pide y yo lo intento dar", asume sin salirse del guión el vigués, que no conoce la derrota como oviedista.

El gallego, que debutó cuatro días después de completar su llegada al club carbayón y ha participado desde el pitido inicial en los tres últimos duelos del conjunto dirigido por Fernando Hierro, reconoce que su desembarco en el Carlos Tartiere sigue los pasos que todo jugador desea cuando se embarca en un nuevo proyecto. «Desde que he llegado el míster me da confianza, los resultados son positivos y he tenido continuidad. Mejor imposible. No puedo pedir mucho más, solo seguir trabajando para intentar continuar con la misma dinámica», expone satisfecho por el buen momento que atraviesa a nivel individual y colectivo.

El centrocampista no se desvía del prudente discurso cortoplacista de no mirar más allá del siguiente partido en una competición en la que fijar la mirada en el final del trayecto puede traer consecuencias negativas en el camino hacia la recta final. «Queda mucho y hay que seguir trabajando fuerte durante la semana porque luego se ve que el domingo competimos a un nivel muy alto», indicó esperanzado en mantener una buena línea de resultados que tiene por tercera semana consecutiva al conjunto azul entre los primeros seis equipos de la tabla clasificatoria tras encadenar cuatro jornadas sin derrotas.

El conjunto carbayón ha elevado el listón competitivo en sus dos últimos encuentros a domicilio, su talón de Aquiles a lo largo de la campaña, y desde el vestuario se reconoce sin ambages al 'play off' de ascenso como «el objetivo que busca el equipo». Solo Carlitos de Pena, inédito en las convocatorias de Fernando Hierro, es ajeno al acierto goleador de los refuerzos invernales, que han otorgado siete puntos al casillero azul y han añadido matices a una artillería oviedista capitaneada por Toché.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate