Real Oviedo

El Real Oviedo y el Cádiz miden su buen momento en el Carlos Tartiere

Instante en el que Linares marca en el partido de la primera vuelta.
Instante en el que Linares marca en el partido de la primera vuelta. / ANTONIO VÁZQUEZ
  • El partido de la primera vuelta en el Ramón de Carranza significó el inicio de la mejor racha de los azules hasta la que llevan actualmente

El Real Oviedo y el Cádiz se enfrentan el próximo sábado probablemente en su mejor momento de la temporada y en plena pelea por entrar entre los seis primeros de la clasificación. Los gaditanos son terceros, con dos puntos más que los ovetenses, tras una contundente victoria el pasado domingo, por 0-3, ante el Numancia, que con ese resultado quedó un poco descolgado de la lucha por las plazas de 'play off'.

Se da la circunstancia de que el conjunto azul vuelve a vivir una situación similar a la del anterior partido en el Carlos Tartiere, donde los azules también tenían una desventaja de dos puntos frente al Getafe, al que superaron con el triunfo por 2-1, gracias a un gol en el último minuto de Jon Erice.

En la primera vuelta el partido en el Carranza fue un punto de inflexión para los de Fernando Hierro, que rompieron una mala racha como visitantes que venía de diciembre de la temporada anterior. Tras ganar al Cádiz 0-2, los azules encadenaron siete jornadas sin perder y accedieron a los puestos altos de la clasificación. Ese fue el inicio de la mejor racha de los oviedistas hasta la actual. El conjunto que dirige Fernando Hierro sumó 15 puntos en siete encuentros, mientras que ahora, con los mismos encuentros, han logrado uno más.

Al partido de la primera vuelta los andaluces llegaban con tres puntos más que los oviedistas. El conjunto gaditano, tras caer con el Oviedo, volvió a perder en la siguiente jornada ante el Rayo Vallecano, en el municipal de Vallecas, pero desde entonces comenzó una escalada que le ha llevado al tercer puesto de la clasificación que ocupan desde la pasada jornada.

En el caso de los azules, Hierro cambió el sistema de juego y comenzó a jugar con un 1-4-4-2, que luego se ha ido transformando a lo largo de la temporada.

Los dos equipos lograron desde su enfrentamiento en la primera vuelta diez victorias. En el caso de los oviedistas cosecharon cuatro empates y seis derrotas, mientras que los gaditanos empataron en seis ocasiones y perdieron solo cuatro encuentros.

El cuadro amarillo puede considerarse como el equipo revelación en la actualidad, ya que siendo un recién ascendido se están codeando con los equipos de la zona alta y, a medida que avanza el campeonato, se están convirtiendo en un firme candidato a disputar los 'play off'.

El juego de los de Álvaro Cervera, que llegó a estar cuestionado en los inicios del campeonato y estuvo incluso cerca de ser destituido, es sólido y se basa en una buena defensa y la velocidad de sus hombres de banda, Álvaro García y Salvi Sánchez, de donde nacen la mayor parte de los goles que luego se encarga de transformar Ortuño.

En el mercado de invierno los gaditanos realizaron tres incorporaciones, una menos que los oviedistas, las de Iván Malón, Imaz y Aketxe, mientras que dejaron el equipo cuatro jugadores Carlos Calvo, Juanjo García, Abel y Alberto Quintana.

El Carlos Tartiere también registrará el enfrentamiento de dos de los mejores goleados de la liga, por parte de los gaditanos Ortuño ha logrado 14 dianas, mientras que en los azules Toché suma once goles. Solo Joselu, del Lugo, y Roger, del Levante, han marcado más goles que Ortuño, ya que alcanzan los 17. Más que Toché lleva el zaragozista Ángel.

Los goles de Ortuño, al que la pasada temporada dejó marchar en diciembre el Zaragoza a Mallorca y los insulares no renovaron, suponen el 35% de los goles de su equipo, mientras que los de Toché son el 33% de los azules.