Real Oviedo

fotogalería

El defensa Christian Fernández firma un balón a unos aficionados en El Requexón. / ELOY ALONSO

REAL OVIEDO

Ser fieles al estilo tiene premio

  • El defensa considera que los resultados avalan la forma de jugar y quita importancia al hecho de tener más o menos posesión que los rivales

  • Christian Fernández destaca la importancia de mantener la idea de juego

Es una idea que los entrenadores suelen repetir: el estilo de juego está por encima de los sistemas. En el caso del Real Oviedo, su técnico, Fernando Hierro, manifestó desde su llegada al club que no es partidario de agarrarse a un solo dibujo, por lo que ha ido variando a lo largo del campeonato.

La idea ha ido calando en la plantilla y ayer uno de los fijos en las alineaciones del conjunto azul, el defensa Christian Fernández dejó claro que el equipo sabe a lo que juega y debe aferrarse a ello, ya que les está dando buenos resultados. El cántabro lo tiene claro y asegura que en lo que resta de competición deben ser «fieles a nuestro estilo, a nuestra idea de fútbol». Además, considera que eso deben hacerlo asumiendo las posibles críticas «a veces no es vistoso, porque no llevamos el peso del partido muchas veces, pero eso no significa que sea malo».

La forma de jugar de los azules no requiere de posesiones largas, ni un juego posicional brillante, ya que la categoría tampoco lo permite en demasía. El lateral izquierdo del conjunto carbayón destaca que es un denominador común de los equipos más fuertes del campeonato, que a veces puedan renunciar al balón «los datos están ahí y la mayoría de los equipos que ganan son los que menos posesión tienen, lo que te habla mucho de la categoría y de cómo tienes que adaptarte a ella para puntuar y conseguir los objetivos», explicó Christian Fernández.

Otro de los aspectos importantes es mantenerse fiel al estilo independientemente del rival al que te enfrentes, explica el lateral cántabro, que reconoce que «al final el fútbol son estados de ánimo, te enfrentas a Getafe, Rayo Vallecano o Levante, que son equipos llamados a ser gallos de la categoría y parece que tu adquieres ese rol de inferioridad». Sin embargo, cree que eso no debe ser así por que «si por algo se caracteriza esta categoría es por la igualdad reinante».

Tener las ideas claras es el primer paso de cualquier equipo para ir logrando los objetivos, pero también lo es, según afirma el defensa, que se coja «una línea de regularidad, algo básico en la categoría». Esto es algo que los azules han ido adquiriendo en las últimas jornadas y eso les ha permitido escalar posiciones en la clasificación hasta situarse el grupo de los mejores.

Incluso en ese contexto un punto puede ser un buen botín, explica el defensa, en referencia al empate logrado el pasado viernes en Reus «fue una pena no conseguir los tres puntos, pero consideramos que dadas las circunstancias de partido ese punto era bueno». La idea ahora es seguir creciendo e «intentando mejorar e intentar evitar los errores que podamos estar cometiendo». Pero lo que no puede cambiar es la actitud que está teniendo el equipo «hay que seguir con esta intensidad y predisposición que estamos demostrando que es la que nos va a dar los frutos a final de temporada».

Además, otra de las claves para seguir en la pelea por el objetivo es el adapatarse a la presión que supone estar arriba «cuando estás jugando en el grupo de los grandes tienes que asumir que no puedes fallar ninguna semana», indicó Christian Fernández. No obstante, a eso también ayudan los buenos resultados, como los que está cosechando el equipo en las últimas jornadas «venimos de siete partidos francamente buenos, cinco victorias un empate y eso es difícil de mantener», comentó a la vez que, reconoce, que «el equipo ha salido reforzado de esta etapa, intentaremos seguir en la senda de la victoria en casa».

En este sentido, valora el apoyo que están recibiendo desde la grada por parte de los aficionados que les ayuda a «dar ese golpe de efecto que es el Carlos Tartiere y hay que agradecérselo, el otro día casi 18.000 personas, algo atípico y que habla del tipo de afición que tenemos respecto a otras». Esa comunión es importante siempre, pero para el defensa se hace especialmente importante «en la etapa actual».

No obstante, el equipo no lo debe fiar todo a los partidos como local y tiene que seguir sumando puntos como visitante, como ha hecho en las dos últimas salidas, en las que logró cuatro. «No podemos dejar todo al Tartiere, es verdad que ahí el equipo se siente mas cómodo y te sientes mas arropado, pero debemos seguir puntuando fuera de casa», asegura el lateral que cree que sumar a domicilio «es la clave que te hará estar entre los seis equipos que lucharan por el 'play off', porque todo lo que no sea así supondrá seguir sufriendo».

Un buen ejemplo de lo que significa la igualdad que se está viviendo en la categoría es el encuentro de la primera vuelta ante el rival del próximo sábado, el Cádiz.

A esa cita llegaron los dos equipos en una situación muy distinta a la que ahora viven. Christian Fernández recuerda como el Cádiz era visto entonces como un equipo con problemas y su técnico en entredicho mientras que ahora son «terceros, con dinámica positiva y con un goleador en estado de gracia...».

No es extraño que, a la vista de los antecedentes, el defensa cántabro espere un partido complicado con «tres puntos mas vitales que los de la primera vuelta, y el coeficiente particular, que a la postre -intuye- será muy importante por lo que hay que defenderlo también».

Respecto a las virtudes del conjunto gaditano destaca a jugadores como Álvaro García o Salvi Sánchez, de los que dice que «son auténticas balas», pero sobre todos ellos a Ortuño. «Lo conozco, es de Primera, y sé de lo que es capaz, habrá que tener buenas ayudas y un poco más de conciencia de saber que no puedes cometer un error que, a la mínima, te puede causar problemas».