El Comercio
Real Oviedo

Jonathan Vila, Lucas Torró y Nando se entrenaron al margen del grupo

La vuelta a los entrenamientos del equipo ayer, tras dos jornadas de descanso, tuvo como principal novedad la confirmación de que Jonathan Vila no llegará al encuentro del domingo.

El centrocampista gallego sigue trabajando al margen del grupo, desde su lesión en Miranda de Ebro, y tras tres semanas de inactividad no parece que vaya a poder estar a disposición de Fernando Hierro para el choque del próximo sábado.

En la sesión de ayer tampoco participaron con sus compañeros el centrocampista Lucas Torró y el extremo Nando por molestias. En el caso del primero su ausencia responde a la posibilidad de aprovechar que, dado que en la próxima jornada está sancionado, tendrá más margen para recuperarse de los problemas físicos que arrastraba desde hace algunas semanas y que le hicieron ser baja ante el Mallorca. El valenciano, salvo sorpresa, volverá a estar a disposición del entrenador para la visita al Numancia.

En el caso de Nando también parece que se trata de problemas de poca importancia y que no le impedirán reincorporarse al grupo en las próximas sesiones.

El equipo comenzó a preparar el encuentro del sábado ante el Cádiz, pero el técnico no dio pistas sobre sus intenciones, ya que en el partidillo final de la sesión probó diferentes alternativas para el centro del campo, donde está la principal incógnita.

La principal duda ante la ausencia de Lucas Torró es si el técnico mantendrá el dibujo, con dos pivotes y un media punta u optará por dos delanteros. En el primer caso la plaza de Lucas Torró sería para David Rocha, que en parte del entrenamiento de ayer acompañó a Jon Erice en el doble pivote. En ese supuesto Borja Domínguez seguiría como media punta.

La otra opción sería que Borja Domínguez retrasara su posición y el que entrara fuera bien Michu, como media punta o delantero, o bien Linares como acompañante de Toché en el ataque.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate