Real Oviedo

El Cádiz se considera «ajeno» a lo sucedido en el Carranza

  • El club gaditano no se declara responsable de la prohibición de acceso al estadio de hinchas azules el día del ascenso y esgrime agresiones a seguidores cadistas en Oviedo

El consejo de administración del Cádiz hizo público ayer un comunicado en el que elude cualquier responsabilidad en la prohibición de acceso de los aficionados del Real Oviedo al Ramón de Carranza, en el encuentro de vuelta del 'play off' de ascenso a Segunda División disputado el 31 de mayo de 2015. Además, alude a «agresiones injustificadas» a aficionados gaditanos en el partido de ida.

El pasado lunes el grupo Symmachiarii pedía al consejo de administración del Real Oviedo que no tuviera ningún acto de cortesía con los representantes del Cádiz ante el encuentro del próximo sábado. La petición se basaba en la falta de una disculpa oficial con el más de un centenar de aficionados azules a los que no se permitió el acceso al Ramón de Carranza pese a disponer de la pertinente entrada obtenida de forma legal.

El consejo de administración del Cádiz, en respuesta a esta solicitud y ante el encuentro del sábado, emitió ayer un comunicado oficial en el que quiso transmitir que se está ante una «fiesta del fútbol que vivirán nuestras dos aficiones en su reencuentro en el Carlos Tartiere, tras el sufrimiento soportado durante los últimos años hasta la consecución de sus respectivos ascensos». Además, hacía un llamamiento al entendimiento entre las dos aficiones, señalando que el Cádiz quiere «fomentar la cordialidad entre las dos hinchadas, que ya comenzó hace dos temporadas cuando el Real Oviedo alcanzó la Segunda División, objetivo que logramos una temporada después».

Sin embargo, en el tercer párrafo del comunicado, el club gaditano elude cualquier responsabilidad de los clubes en lo sucedido y denuncia agresiones a sus seguidores. «Las equivocaciones que hayan podido existir han sido ajenas a ambas entidades. Tanto que aficionados del Real Oviedo no pudieran disfrutar del ascenso de su equipo en el estadio Ramón de Carranza como las agresiones injustificadas que sufrieron algunos de nuestros aficionados en su visita a la capital asturiana», afirma la entidad andaluza.

El comunicado también asegura que las aficiones de ambos equipos «son admiradas por el resto de clubes» debido a que fueron «el soporte de dos entidades que lograron la supervivencia en sus respectivas travesías en Segunda División B, e incluso en Tercera División».

Por último, el consejo del Cádiz muestra su convencimiento de que en el Carlos Tartiere el sábado «se vivirá una auténtica fiesta del fútbol». En especial gracias a la «situación que ambos clubes disfrutan a día de hoy».