El Comercio
Real Oviedo

REAL OVIEDO

Real Oviedo | Duelo de altura de gratos recuerdos

fotogalería

David Rocha, arrodillado en el centro con el balón, será la principal novedad de la alineación oviedista esta tarde. / ELOY ALONSO

  • El Tartiere acogerá un encuentro por todo lo alto y con connotaciones extradeportivas

  • La presencia de Rocha en el centro del campo, por Lucas Torró, se prevé como la única novedad en el duelo ante el Cádiz

El Real Oviedo y el Cádiz reviven en el Carlos Tartiere esta tarde, a partir de las 20 horas, el enfrentamiento que hace dos temporadas acabó con los azules en Segunda División. Los dos conjuntos han cambiado la Segunda B desde entonces por los primeros puestos de la categoría de plata del fútbol español. Los gaditanos son terceros en la clasificación, con dos puntos más que los carbayones.

El ambiente del municipal ovetense se espera que sea el de las grandes ocasiones y que presente la mejor entrada de la temporada con más de 20.000 espectadores. El encuentro está marcado por el recuerdo de aquel enfrentamiento, en la ida del 'play off' de ascenso, lo que se ha revivido con el cruce de comunicados entre ambos clubes.

En el plano deportivo, por parte de los azules, todo apunta a una única novedad en el 'once' inicial, que será la presencia de David Rocha en el puesto del sancionado Lucas Torró. El resto del equipo parece que será el mismo de las últimas jornadas. En la convocatoria azul, el principal cambio es la presencia del extremo uruguayo Carlitos, así como la del canterano Héctor. También vuelve a la citación el defensa Fernández.

La semana comenzó con la petición por parte del grupo Symmachiarii al conjunto ovetense de que no tuviera actos de cortesía con el consejo de administración cadista por lo sucedido en el partido de vuelta del 'play off' hace dos temporadas, cuando más de un centenar de aficionados azules no pudieron acceder al Ramón de Carranza, pese a disponer de entradas adquiridas por el procedimiento reglamentario.

La entidad andaluza respondió el jueves con un comunicado en el que eludía cualquier tipo de responsabilidad en la prohibición de acceso a los aficionados. Igualmente, se refería a «agresiones» sufridas por seguidores amarillos en los aledaños del Carlos Tartiere.

El último episodio fue otra nota del Real Oviedo en la que defendía a sus aficionados y solicitaba una disculpa por parte de los dirigentes cadistas con los seguidores carbayones que no pudieron acceder al campo gaditano.

En lo que coincidieron todas las partes fue en desear que el encuentro transcurra por los cauces de la deportividad entre las aficiones y, como recordaba el entrenador del conjunto oviedista, Fernando Hierro, que esta tarde se viva una fiesta del fútbol.

Los ingredientes para que esto se produzca se dan ya que se enfrentarán dos de los aspirantes a entrar en los puestos que permiten jugar la promoción de ascenso y que son dos de los conjuntos más en forma de la categoría en estos momentos.

Los ovetenses llevan cuatro victorias consecutivas en el Carlos Tartiere. Son el tercer mejor equipo de la categoría como local, la misma posición que ocupa el Cádiz en la tabla como visitante. Una victoria de los azules les permitirá, como sucedió en el anterior encuentro en el municipal ovetense contra el Getafe, adelantar al rival y consolidarse en los seis primeros puestos de la clasificación.

El encuentro de esta tarde enfrenta a dos rivales entre cuyas características se encuentra el no necesitar el balón para crear peligro. Los gaditanos basan su juego en la velocidad por las bandas de Álvaro García y Salvi Sánchez. Además disponen del delantero Ortuño, que, con 14 goles, es el tercer máximo goleador de la categoría, aunque en las últimas jornadas no ve portería.

El conjunto local también tiene 'pólvora' en el ataque, donde Toché está aprovechando las pocas ocasiones de gol de las que dispone y suma ya once dianas.

Fernando Hierro cuenta con dos bajas para el encuentro. Ambas son en la misma posición, ya que Jonathan Vila continúa lesionado, mientras que Lucas Torró deberá cumplir sanción por acumulación de amonestaciones. La ausencia de este último será, casi con toda probabilidad, cubierta por David Rocha, ya que el propio Fernando Hierro anunció el pasado jueves que no habrá sorpresas.

La otra alternativa que podría manejar el técnico malagueño sería retrasar a Borja Domínguez de la media punta y que fuera el acompañante de Jon Erice en el doble pivote. Esa posibilidad daría la oportunidad a que Linares o Michu fueran titulares. En el caso del primero como segundo delantero, mientras que el ovetense podría actuar tanto en punta como en una posición más retrasada.

En el resto del equipo que alineará Hierro esta tarde no se esperan novedades y será el mismo que lleva cuatro jornadas sin conocer la derrota. Es decir, el once más probable sería el formado por Juan Carlos; Diegui Johannesson, David Fernández, David Costas, Christian Fernández; Susaeta, David Rocha, Jon Erice, Saúl Berjón, Borja Domínguez; y Toché.

La convocatoria la completan Esteban, Verdés, Fernández, Héctor, Michu Carlitos y Linares. Al margen de las bajas Lucas Torró y Jonathan Vila, se quedaron fuera de la convocatoria, por decisión técnica, Varela, Óscar Gil, Jorge Ortiz y Nando. Este último futbolista entró en las últimas citaciones y tuvo minutos en los momentos finales de los encuentros.

El uruguayo Carlitos, el único fichaje del mercado de invierno que aún no ha debutado, entra por segunda vez en una convocatoria. En el banquillo se sentarán tres jugadores que todavía no han disputado ningún minuto en Liga esta temporada, dado que, además del uruguayo, están inéditos Esteban y Héctor.

Los jugadores ovetenses están convocados este mediodía para almorzar en el hotel Ayre y para permanecer allí hasta la hora del encuentro.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate