El Comercio
Real Oviedo

real oviedo

«Hemos dado ese paso necesario para competir con los mejores»

Christian Fernández celebra, junto a Toché, su primer gol con la camiseta azul.
Christian Fernández celebra, junto a Toché, su primer gol con la camiseta azul. / ÁLEX PIÑA
  • Christian Fernández, que marcó su primer gol con la camiseta del Real Oviedo, cree que «este equipo ha sufrido un cambio»

El partido del pasado sábado ante el Cádiz dejó muchas lecturas positivas para el Real Oviedo. Entre ellas que, por primera vez en la temporada, el equipo remontó un encuentro y acabó con los tres puntos tras ponerse por debajo en el marcador. Otra, que el conjunto azul firmó su quinta victoria de forma consecutiva en el Carlos Tartiere, algo difícil de lograr, como demuestra que solo los tres primeros de la tabla (Levante, Girona y Tenerife) lo han hecho hasta ahora.

Además, será un encuentro difícil de olvidar para el defensa Christian Fernández, que firmó su primer gol con la camiseta azul, que sirvió para dar el triunfo al equipo. El lateral cántabro no solo se alegró por su acierto, sino que también valoró el buen momento del conjunto oviedista y su evolución en las últimas jornadas.

Christian Fernández destacaba, al término del partido, que el hecho de sumar cinco victorias consecutivas como local resulta «muy complicado y dice a las claras que este equipo ha sufrido un cambio desde hace tiempo». La mejoría de los azules desde la vuelta a la competición en diciembre es manifiesta y el defensa recordó que «llevamos ocho puntos más con respecto a la primera vuelta».

Lo que demuestran los números es que «el equipo, en el momento más importante de la Liga, ha dado ese paso necesario para competir con los mejores», indicó el defensa cántabro. No obstante, el jugador es ambicioso y espera que sean capaces de seguir mejorando y consolidándose en los primeros puestos de la clasificación. Por eso, el defensa, llegado esta temporada del Huesca, considera que «lo más importante es no bajarse de ese tren, ni creernos que lo hemos hecho todo, porque estaríamos cometiendo un error muy grave».

Tampoco pasó inadvertido para el defensa el hecho de que fue «el primer partido de la temporada que se remontaba para ganar», lo que sirve para ratificar ese buen momento del plantel azul. «Dice muy a las claras que se ha producido ese cambio que todos buscábamos», afirmó.

En lo que se traduce esa mejoría para Christian Fernández es en que «ahora somos un equipo más rocoso, más difícil de generarle ocasiones en contra y estamos siendo efectivos de cara a puerta». Lo anterior no quita que el jugador advierta de un aspecto en el que se puede mejorar en lo que queda de temporada: «Quizás nos falta un poco más de fútbol, pero, con trabajo y queriendo mejorar, estaremos con el tiempo más sueltos con la pelota y ofreceremos mejor imagen».

Recompensa al trabajo

El primer gol que Christian Fernández logró ante el Cádiz queda en un segundo plano para el defensa, que tiene claro que «lo más importante es la victoria del equipo y el trabajo colectivo, que una vez más ha tenido la recompensa que buscábamos». Además, agradeció el apoyo que recibieron de la afición, que estuvo «sin callar en todo el partido». En este sentido, el jugador destacó que «en la jornada en la que estamos llenar así el Tartiere es para estar orgullosos de la afición» y por ello añadió que «la única manera que tenemos de darles las gracias es dar todo lo que tenemos en el campo y si puede ser ganando...».

Lo que no pudo ocultar fue su alegría por marcar su primer gol como oviedista y hacerlo, además, en el Carlos Tartiere. El cántabro fue muy expresivo, en este sentido, al reconocer que «la verdad es que mola», sobre todo, incidió, «por ser el rival que era, por la trascendencia durante la semana, por el tema de los aficionados que se quedaron fuera en Cádiz, por la historia reciente, por ser el gol de la victoria...». En definitiva, dijo sentirse «muy orgulloso y contento de poder disfrutar con este primer gol con la camiseta del Oviedo en el Tartiere».

También bromeó explicando que le había prometido marcar a Michu durante la semana, pero tiene claro que eso es anecdótico y que su función en el equipo es otra muy distinta. «Mi cometido en este conjunto es defender, ser ese jugador aguerrido, asqueroso por momentos, para el que tienes enfrente. Ese soy yo y así he sido siempre».

Desde su llegada se ha convertido en uno de los jugadores más queridos de la afición y por ello les da las gracias, al igual que al entrenador por la confianza que esta mostrando. «Eso al final el jugador lo nota en el campo. Espero seguir en esa línea y mejorar los errores que pueda estar cometiendo», concluyó el defensa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate