Real Oviedo
Linares, sonriente, durante la sesión de ayer.
Linares, sonriente, durante la sesión de ayer. / ELOY ALONSO

Real Oviedo | «Estamos en un buen momento y hay que alargarlo para que dure hasta el final»

  • El delantero Linares, que se reencontró con la titularidad y con el gol, cree que solo deben pensar en el partido ante el Numancia

El delantero Miguel Linares volvió el sábado a la titularidad y lo aprovechó con el gol que supuso el empate al borde del descanso, lo que le valió salir del campo en medio de una gran ovación de los aficionados. El aragonés espera ahora que el equipo sea capaz de mantener la buena racha que atraviesa. «Ahora estamos un momento bueno y hay que alargarlo para que dure, si es posible, hasta final de temporada», hizo hincapié.

El delantero tiene claro que es el momento de ir partido a partido. «Tenemos que mirarnos a nosotros, luego hacerlo con el resto de la jornada, pero centrarnos en nosotros, que nos está yendo bien así», dijo. En este sentido, recordó que quedan catorce jornadas -«muchos puntos en juego y está todo igualadísimo»-, y apuntó que lo importante es «mantener esa ventaja» que tienen con los perseguidores, pero advirtió que para ello será necesario «seguir trabajando y sufriendo».

El equipo en las últimas jornadas ha sido capaz de imponerse a rivales directos en la lucha por el 'play off'. Linares considera que «da confianza ganar a cualquiera, pero es verdad que hacerlo ante rivales importantes como Cádiz o Getafe, que están haciendo grandes temporadas, te refuerza aún más».

En cualquier caso, el delantero insistió en que en lo que se centran ahora es en el Numancia. «Sabemos que va a ser difícil porque vienen de tres partidos en mala racha. Los Pajaritos siempre ha sido un campo difícil y ahora más todavía por esa racha», señaló.

Linares volvió a marcar el pasado sábado, pero se perderá el próximo encuentro por haber visto la quinta amarilla. «Da rabia la tarjeta, son cosas que pasan en el fútbol», dijo, pero el castigo no empaña su alegría: «estoy contento con la victoria, con el gol». El delantero vio la tarjeta por perder tiempo cuando se retiraba del campo y su nombre era coreado por todo el estadio, algo que reconoció que no olvidará. «La tarjeta tiene que ver con la ovación porque no quería irme del campo, no quería que se acabara nunca ese momento porque es algo inolvidable», aseguró. Y por ello se declara «eternamente agradecido a la afición». «Ojalá se pueda repetir», insistió. Ahora le toca esperar y recuperarse de las molestias que tiene y «aprovechar el descanso y volver la que viene a tope».