El Comercio
Real Oviedo

REAL OVIEDO

Real Oviedo | Susaeta: «Ojalá podamos aspirar a todo, cuesta mucho llegar aquí»

fotogalería

El centrocampista Susaeta disputa un balón con el defensa Varela, con Hierro al fondo siguiendo la jugada. / ELOY ALONSO

  • El centrocampista reconoce que mira la clasificación, pero insiste en que solo piensan en el encuentro del sábado ante el Numancia

El objetivo del Real Oviedo para esta temporada es entrar en el 'play off', un reto que está en condiciones de cumplir tras la buena racha en la que está inmerso y para el que cuenta con un margen de seis puntos sobre sus perseguidores. Sin embargo, esa posición cómoda para lograrlo no conllevará la más mínima relajación, como explicó ayer el centrocampista Susaeta, que cree que lo que deben hacer es aprovechar esa situación para ir ganando en confianza y seguir peleando hasta el final.

El eibarrés, que está probablemente en su mejor momento de forma de la temporada, no oculta que la situación es buena, sobre todo por el nivel de juego que están ofreciendo. «Estamos muy bien, trabajando como grupo, la gente está en buen estado de forma», reconoce. Por ello, es optimista ante lo que resta de temporada: «Ojalá podamos aspirar a todo».

Lo que no hace el centrocampista es considerar que todo está logrado y recuerda la igualdad que hay en la clasificación. «Estamos terceros o cuartos, pero hace poco estábamos el 13 o el 14 tras la derrota en Sevilla», recuerda. La experiencia le hace no olvidar eso y por eso pide «ser humildes» y mantener la ambición de seguir mejorando: «Ahora son seis puntos, ojalá puedan ser nueve o doce, pero vamos poco a poco».

Susaeta insiste en que «cuesta mucho llegar aquí» y espera poder estar arriba «que es lo que todos queremos y es el objetivo que nos planteábamos desde principio de temporada». Lo que descarta el encargado de ejecutar las estrategias del equipo y máximo asistente de la plantilla, con ocho pases de gol, es que se vayan a relajar lo más mínimo: «El equipo se exige exactamente igual».

Considera que verse en la situación actual ayudará , puesto que «salen mejor las cosas». «Porque el fútbol además de físico y otras cosas, tiene mucho de estado de ánimo», expone el centrocampista, que indica que cuando la moral está alta el jugador «tiene más confianza intenta hacer más cosas y eso te beneficia».

Al contrario de lo que se pueda creer, el hecho de tener seis puntos de colchón no va hacer que los azules se duerman. «No veo al equipo relajado por sacar seis puntos al Valladolid, prefiero eso que uno» , indica el eibarrés, que añade que el objetivo es ir a Soria «a por los tres puntos y ojalá podamos ampliar ese margen».

El centrocampista no oculta que mira la clasificación, pero eso no le lleva a hacer cábalas. «No pienso en el Girona, por ejemplo, pienso en el Numancia» y reconoce que abrir hueco con los perseguidores «te pone mucho más contento pero no hago grandes planes sobre partidos más allá del Numancia». En este sentido, advierte de las dificultades que tendrá el encuentro de Los Pajaritos, que es «un estadio complicado y nos equivocamos si vamos pensando en el Girona».

La idea de Susaeta de pensar únicamente en el próximo encuentro afecta a todos los aspectos, como el de las tarjetas, ya que acumula cuatro y está a una de la suspensión. «Pensar en limpiarnos de tarjetas a estas alturas, a catorce jornadas, es adelantarse demasiado», señala antes de añadir que es consciente de que «si no hago un buen partido el sábado puedo acabar en el banco o en la grada, porque hay compañeros que lo pueden hacer igual o mejor que yo».

El centrocampista ha sido elegido por los aficionados el mejor jugador del equipo en el mes de febrero, algo a lo que no da importancia porque aunque está «agradecido» se trata de un premio individual que «es el más colectivo del año porque cualquiera de mis compañeros se lo hubiera llevado con esta racha tan buena que llevamos». No oculta Susaeta que se encuentra bien y contento por su momento de juego, pero asegura que solo espera que «sigan saliendo las cosas, pienso más en el grupo, en los que juegan y en los que no».

«Somos una plantilla muy larga y se está gestionando todo muy bien», indica. Lo único que está en sus manos, explica, es «exigirme al máximo» y recuerda que «hay otras veces que no te salen bien las cosas y ahora que sí se trata de aprovecharlo todo lo posible».

Tampoco repara demasiado en ser el máximo asistente de la plantilla. «Siempre te enorgullece, pero no tengo un gran ego ni reparo mucho en datos personales», afirma antes de reiterar que trabaja «por el beneficio del grupo y si soy de los máximos asistentes eso seguro que habla bien de mí y del equipo». Además recuerda que es un jugador de banda y «el que saca la estrategia es normal que sea el más asistente».

El centrocampista espera beneficiarse de la mejora del césped del Carlos Tartiere que se está llevando a cabo. «Todo lo que mejoren será beneficio para los jugadores y para el público», concluye.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate