Real Oviedo

REAL OVIEDO

Soria evalúa la candidatura oviedista

fotogalería

Jonathan Pereira, que regresa a la convocatoria oviedista, bromea con el agua mientras David Costas bebe a su espalda. / ELOY ALONSO

  • El Real Oviedo se adentra en el último tercio liguero con un peligroso duelo en Los Pajaritos

  • Los azules, que han enlazado cinco jornadas sin derrotas, ponen a prueba la mejoría a domicilio que le ha afianzado en 'play off'

Atajado el maleficio a domicilio con un triunfo en Anduva y un empate en Reus, el Real Oviedo afronta esta tarde (18 horas) una prueba definitoria sobre la mejoría de su rendimiento lejos del Carlos Tartiere. En Los Pajaritos, un escenario en los antípodas de los lujosos estadios de la élite del fútbol nacional a los que los azules pretenden regresar más temprano que tarde, el conjunto dirigido por Fernando Hierro inicia el último tercio de campeonato liguero inmerso en su mejor momento de la temporada a nivel de resultados.

Cinco jornadas sin derrotas ha enlazado el cuadro carbayón, con una cosecha de trece puntos en los últimos quince en disputa, antes de poner ayer rumbo a Soria para medir sus fuerzas con las de un conjunto local peleado con el gol, como ilustra una sequía anotadora que alcanza los 344 minutos. Las tres derrotas encadenadas por los numantinos les apremian y obligan a una reacción urgente, como reconoció su entrenador, si no quieren descarrilar en su intento de acercarse a la zona de 'play off' en la que se han consolidado los oviedistas. Hierro recela del bache de los de Arrasate y recuerda el sufrimiento que acompañó al punto logrado en el duelo de la primera vuelta para alertar de la exigencia que se encontrarán esta tarde sus jugadores en Los Pajaritos, un escenario de apariencia angosta, con reminiscencias a los que albergaron las emboscadas más dolorosas sufridas por los azules esta temporada.

El técnico malagueño, que indicó en sus primeros meses en el banquillo del Carlos Tartiere que Oviedo será su universidad, completará en Soria el primer control del cuatrimestre final, con la esperanza de obtener el 'cum laude' en los exámenes definitivos de julio. De menos a más en sus calificaciones, cuenta con los cuartos mejores apuntes para la obtener una de las tres plazas a Primera. Su progresión le ha situado en una posición de privilegio ante el implacable profesorado de la clasificación y podría hacerle ascender un peldaño más el lunes ya que el Tenerife, con su misma nota, tiene en su agenda un test de altura en Getafe.

Para evitar quedarse en blanco en Los Pajaritos, Hierro recupera a uno de las piezas con mayor peso en su libreta, Lucas Torró. Ausente en el triunfo ante el Cádiz por acumulación de cartulinas amarillas, el pivote alicantino estará a disposición del técnico malagueño, que podrá escudarse en su rigor táctico para cortocircuitar el despliegue por los costados del conjunto soriano y sus centímetros para alejar la amenaza a balón parado que siempre genera el golpeo de un consumado especialista como Julio Álvarez, que ya obligó a los carbayones a remar a contracorriente en el duelo de la primera vuelta con una asistencia desde el banderín de córner para inaugurar el marcador.

El regreso a la formación inicial del centrocampista cedido por el Real Madrid tapará la baja de Linares, goleador el pasado sábado en un duelo en el que vio su quinta cartulina amarilla de la temporada, y permitirá reforzar la medular en el feudo soriano, donde los de Jagoba Arrasate solo han concedido tres derrotas y han sumado 25 de los 36 puntos que engrosan su casillero. Guarismos que, salvo sorpresa, contribuirán a que Hierro se decante por el 4-2-3-1 con el que el técnico malagueño cimentó el inicio de la buena racha que atraviesan los suyos, con Borja Domínguez por delante de un doble pivote con un perfil más conservador y la opción de agitar el duelo tras el descanso con la entrada de Michu.

Los problemas en el tobillo que sufre Héctor Verdés le han impedido entrar de nuevo en la convocatoria y refrendan la continuidad en el eje de la zaga de David Costas y David Fernández, impertérritos ante 'Goliaths' de la categoría como Jorge Molina y Ortuño, incapaces de mostrar su fortaleza goleadora en el Carlos Tartiere. La próxima prueba de ambos pasa por maniatar a un atacante internacional como Manu del Moral, referencia ofensiva de un conjunto en el que Arrasate espera enmendar la derrota sufrida el pasado domingo en La Romareda con la profundidad de Casado en el carril izquierdo de la zaga y la entrada del joven Eneko Capilla para acompañar a Ruiz de Galarreta, director de orquesta con el sello de Lezama que está mostrando un rendimiento ascendente este curso.

Los regresos a la convocatoria azul de Jonathan Pereira, Torró, Fernández y Nando en detrimento del sancionado Linares, Varela, Héctor y un Carlitos de Pena que tendrá que seguir esperando para disfrutar de sus primeros minutos con la camiseta azul protagonizaron las novedades entre los dieciocho elegidos por Hierro para intentar prolongar la buena dinámica de resultados en Los Pajaritos. Con el apoyo de más de medio millar de sus aficionados en las gradas del estadio soriano, los azules buscan un nuevo paso al frente para reafirmar su candidatura a seguir soñando.