El Comercio
Real Oviedo
Johan Löfberg entra a canasta ante la oposición de un rival del conjunto castellonense.
Johan Löfberg entra a canasta ante la oposición de un rival del conjunto castellonense. / MARIO ROJAS

La alegría regresa a Pumarín

  • El equipo ovetense suma la decimosegunda victoria como local antes de afrontar la decisiva visita al feudo del líder de la LEB Oro, el Guipuzkoa

  • El Unión Financiera gana de manera cómoda al Tau Castelló y sigue a un triunfo del liderato

Después de una etapa en la que los encuentros no eran aptos para cardiacos, con finales sobre la bocina o en los que se debían jugar periodos extra que poco favorecían sus intereses, el Unión Financiera Baloncesto Oviedo atraviesa ahora un momento totalmente opuesto. Eso sucedió ayer ante el Tau Castelló, rival al que venció de manera cómoda por 97-87.

Este triunfo supone, junto al de la semana pasada en El Prat, un refuerzo de moral para la plantilla de Carles Marco ante las siete jornadas ligueras que quedan por delante. En ellas se conocerá el nombre del nuevo campeón de LEB Oro en una de las temporadas más igualadas de la historia.

Tras reencontrarse con la victoria como visitante, ayer era el turno de hacerlo ante la parroquia carbayona en un Polideportivo de Pumarín que estuvo cerca de registrar el lleno.

La tarde comenzó con dos fallos desde el perímetro en los intentos de Víctor Pérez y Löfberg por estrenar el marcador. Esto permitió a Eduardo Durán establecer el 0-2 inicial. Este fue el único momento en el que el Tau Castelló disfrutó de ventaja en el partido. A partir de ahí, el equipo ovetense metió la directa en busca del triunfo.

Con la dirección, como siempre perfecta, de Dani Pérez y un retorno pletórico de Miquel Salvó, tras su periodo de lesión, la distancia en el electrónico aumentó hasta alcanzar la barrera de los diez puntos. Unas cifras que fueron prácticamente la referencia a lo largo de todo el partido.

Únicamente se vivió un momento de dificultad en el segundo cuarto. Los castellonenses se situaron a tan sólo un punto, merced de un parcial de 0-10, al que puso fin Löfberg desde el tiro libre.

Para evitar que la situación pudiera ir a peor, Carles Marco dio entrada de nuevo en pista a Dani Pérez. Supuso un acierto del míster carbayón. El base catalán y Edu Hernández-Sonseca -el mejor hombre del partido- recuperaron de nuevo la renta de los diez puntos con un parcial al final del segundo cuarto de 9-0. Tuvo su continuidad tras el paso por los vestuarios gracias al acierto de Paul Jesperson desde el triple, que permitió que se elevase el mismo hasta un 17-0.

El Unión Financiera se encontró ante su máxima renta del encuentro, dieciocho puntos (55-37). A partir de entonces, el equipo ovetense se dedicó a controlar el reloj y a evitar cometer errores en ataque, vista la imposibilidad de que los jugadores de Toni Ten pudieran darle la vuelta al partido. Tan solo Eduardo Durán y Deividas Busma parecían saber cómo romper la defensa local. Los ovetenses mantenían la referencia de los diez puntos para estimar si debían dar una marcha más al encuentro y evitar apuros finales.

Repartir minutos

Con esa tranquilidad reinante, Carles Marco dosificó los minutos de sus hombres, siempre con vistas al calendario que se le presenta al equipo carbayón en las próximas jornadas. Visitará al líder, el Guipuzkoa, y al Lugo, y recibirá al siempre difícil Melilla.

Esto le permitió a Fabio Santana dar muestras en el último cuarto de sus cualidades para llevar la batuta de la dirección del equipo. Además, los jugadores ovetenses se repartieron los puntos del equipo, ya que, a excepción de Manu Rodríguez, el resto estrenaron su casillero particular. Incluso seis de ellos lograron dobles dígitos. Fue el caso de Dani Pérez, Fabio Santana, Johan Löfberg, Miquel Salvó, Paul Jesperson y el gran Edu Hernández-Sonseca.

Precisamente, el pívot parece tener en el Tau Castelló a su rival fetiche, ya que en el partido de la primera vuelta firmó una de sus mejores actuaciones con la camiseta azul. Ayer volvió a ser el MVP del encuentro. El madrileño logró 19 puntos, seis rebotes y cuatro asistencias que le otorgaron un 28 de valoración.

El Unión Financiera luchará de manera directa por el liderato de la LEB Oro el próximo viernes. Visitará al líder en solitario, el Guipuzkoa, equipo al que ya venció en la primera vuelta.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate