El Comercio
Real Oviedo

REAL OVIEDO

Real Oviedo | Los equipos de abajo medirán la ambición azul

fotogalería

David Fernández observa el balón con Pereira y Torro pendientes de la trayectoria del mismo en el entrenamiento de ayer, en El Requexón. / E. ALONSO

  • A falta de trece partidos para el final parece que el Real Oviedo se jugará las opciones de 'play off' con rivales que pelean por huir del descenso

La competición en Segunda División ha entrado en su último tercio y con ello se disparan las cábalas sobre los enfrentamientos y los puntos necesarios para lograr los objetivos. En el Real Oviedo, el esfuerzo desde dentro del equipo está en no alzar la mirada más allá del encuentro del próximo domingo ante el Rayo Vallecano, pero el entorno mira de reojo a lo que resta de competición.

Un vistazo al calendario de los azules arroja con claridad que se jugarán entrar en las plazas de 'play off' con equipos de la zona media-baja de la tabla, ya que ocho de los trece encuentros que restan son contra conjuntos que pelean por escapar del descenso y situarse en zonas tranquilas. También, es cierto, jugará con los dos equipos que ocupan plaza de ascenso directo, Levante y Girona.

La experiencia de los últimos tramos de los torneos es que los rivales más complicados no siempre son los que mejor temporada llevan, ya que muchas veces prima la necesidad con la que se afrontan los encuentros. Además, en las jornadas que quedan, dada la igualdad de la tabla, pueden producirse variaciones significativas.

Una prueba de ello es que el mejor equipo de la categoría hasta el momento, el Levante, tiene una ventaja sobre el tercer clasificado de 18 puntos. Eso provoca que cuando el conjunto ovetense se mida a los valencianos, a falta de siete jornadas para el final de la Liga, éstos pueden estar en Primera y por tanto no jugarse nada en el envite. Lo que cambiaría sustancialmente la forma de ver el encuentro.

Uno de los encuentros, a priori más complicados para los ovetenses puede ser el del próximo domingo en Vallecas. El conjunto madrileño, con 13,3 millones, es el equipo con el presupuesto más alto de la categoría. Sin embargo, eso contrasta con su situación en la clasificación, ya que es el último de la tabla y tras dos cambios de entrenador afronta el encuentro del domingo con la urgencia de lograr un triunfo que le permita no descolgarse de la pelea por mantener la categoría.

Una vez visitado Vallecas el conjunto ovetense recibirá la visita del Girona, que tiene un colchón de once puntos con el tercero. Los catalanes, tras un par de temporadas en las que rozaron el ascenso, parece que están en una inmejorable situación para lograrlo este año. El equipo catalán visitará el Carlos Tartiere el sábado 25 de marzo, el mismo día que se celebra la fiesta del 91 aniversario del Real Oviedo.

El único encuentro que los azules tienen ante un rival directo en la pelea por entrar en el 'play off' será ante el Tenerife, en el que además de los tres puntos en juego lo está el golaverage particular. Los oviedistas vencieron en la primera vuelta a los canarios por 2-0. El partido ante los insulares abre la recta final del campeonato, las diez últimas jornadas, en la que el equipo se jugará definitivamente su objetivo.

El UCAM, que tras el cambio de entrenador, con la llegada de Francisco al banquillo ha ido abandonado los puestos de descenso y tiene tres puntos de ventaja sobre el Mallorca, que cierra esas plazas.

Los cálculos sobre la situación de los rivales se complican, ya que a medida que avance la competición de los equipos puede variar sensiblemente. Por el ejemplo los azules visitarán al Lugo en la jornada 34, cuando los gallegos pueden, de mantenerse una situación similar, no estar jugándose nada, o bien peleando por el 'play off' o descenso. Ese encuentro está marcado en el calendario de la afición azul, ya que se espera el desplazamiento más masivo de la temporada.

Llegarán entonces los encuentros con los rivales de la zona media baja, que no parece que puedan tener resuelta para entonces su situación en la tabla.

El Alcorcón, que tiene tres puntos de ventaja con el descenso visitará el Tartiere, antes que los ovetenses visiten al Nástic, que tiene los mismos puntos que los madrileños y luchan por huír de la quema. El irregular Zaragoza, que parecía llamado a estar en la zona alta de la tabla será el siguiente visitante del municipal ovetense.

Otro de los que parece pelearán hasta el final por no caer a la Segunda B es el Córdoba a los que los de Fernando Hierro visitarán a falta de tres jornadas para el final.

Las dos últimas jornadas del campeonato el Real Oviedo se enfrentará con dos rivales que pueden no tener nada que jugarse, el Sevilla Atlético y el Elche, que son décimo segundo y décimo tercero de la clasificación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate