Real Oviedo

«No hay reproches para nadie, hay que seguir sumando»

El entrenador azul, Fernando Hierro, a la derecha, saluda al técnico rayista, Míchel.
El entrenador azul, Fernando Hierro, a la derecha, saluda al técnico rayista, Míchel. / NEWSPHOTOPRESS
  • Hierro reconoce que los primeros minutos fueron claves en el resultado y valoró que en la segunda parte se vio un equipo «más poderoso»

Los minutos iniciales de la primera parte fueron la clave. Un periodo de tiempo -«quince o veinte minutos»- en el que se inclinó la balanza a favor de los vallecanos. Sobre esa idea giró ayer el resumen que el técnico del Real Oviedo, Fernando Hierro, realizó acerca del encuentro disputado ante el Rayo. El técnico azul descartó que la derrota suponga «un golpe» para la plantilla y valoró que en la segunda mitad se vio a un equipo «más poderoso», aunque no se pudiera revertir la situación.

Según explicó el preparador del conjunto carbayón, los jugadores del Real Oviedo «sabían que el Rayo iba a salir de inicio con esa intensidad y esa agresividad», aunque lamentó que los madrileños les sorprendieran con un tempranero gol.

Hierro señaló que mediada la primera parte «el partido se estabilizó» y recordó que aunque su equipo estuvo mejor en la segunda parte, en «una jugada aislada» el Rayo dejó el duelo prácticamente sellado.

El entrenador malagueño explicó que los vallecanos «apretaron mucho al inicio y generaron mucha superioridad, sobre todo por banda izquierda», aunque recordó que «quitando el gol y ese remate al palo, tampoco tuvieron tantas ocasiones en la primera parte».

Al conjunto azul le costaba tener la posesión, por lo que tras el descanso, el técnico les pidió a sus jugadores que fueran «más valientes con el balón». Sin embargo, la reacción no se tradujo en remontada.

A pesar de la derrota, Hierro afirmó que no le preocupa «el golpe» sufrido, recordó que la Liga es «una carrera de fondo», y tampoco piensa mirar la clasificación ni los resultados de sus rivales directos. «Hay que levantarse y preparar ya el partido ante el Girona. Aquí no hay reproches para nadie. Hay que intentar seguir sumando y sumando», señaló.

Once muy ofensivo

El conjunto azul presentó en Vallecas un once muy ofensivo, pero no logró generar muchas ocasiones de gol. Hierro reconoció que «si queríamos hacer algo en este partido, necesitábamos dar un paso adelante, tener la posesión, atacar... por eso habíamos apostado, pero no ha podido ser, estos partidos se desencadenan así».

De hecho, aunque tras el descanso sus jugadores salieron mentalizados para revertir la situación, no se logró la remontada. «En la segunda parte salimos con ilusión nueva, y salvo el gol, tampoco hemos sufrido más ocasiones en contra. Se ha visto a un equipo más poderoso», describió.

En referencia al debut de Carlitos, Hierro afirmó estar «satisfecho con su trabajo, y satisfecho con el trabajo general de todo el mundo».