Real Oviedo

REAL OVIEDO

El Real Oviedo buscará la redención ante el Girona tras el mal partido de Vallecas

David Costas y Borja Domínguez se lamentan después del segundo gol rayista con Juan Carlos en el suelo.
David Costas y Borja Domínguez se lamentan después del segundo gol rayista con Juan Carlos en el suelo. / NEWSPHOTOPRESS
  • La plantilla asume el mal encuentro, sobre todo en los primeros minutos, y solo piensan en el duelo del sábado ante el segundo clasificado

El único consuelo del Real Oviedo tras la derrota del pasado domingo ante el Rayo Vallecano es pensar que el sábado llega un nuevo partido en el Carlos Tartiere, donde el equipo muestra una gran fiabilidad. Por lo demás, desde el conjunto ovetense no se ponen objeciones a una derrota que, asumen, fue fruto del mal juego del equipo, en especial de haber entrado mal al campo y permitir que el conjunto madrileño tomara ventaja tanto en el marcador como en lo anímico.

El propio Fernando Hierro reconoció tras el partido que el equipo no había sabido leer los primeros minutos del encuentro, pese a que eran conscientes de que los rayistas iban a salir de mano muy fuertes para tratar de sorprenderles. Los jugadores coincidieron con el técnico en el análisis posterior del partido. El defensa David Costas reconoció tras el encuentro de Vallecas que «desde el minuto uno ellos salieron con más ganas que nosotros, nos pasaron por encima», por lo que el gallego tiene claro que ahora toca pensar en el siguiente partido y prepararlo lo mejor posible.

La decepción del grupo es mayor porque lo sucedido respondió al patrón de lo que se esperaba en el encuentro. «El míster nos había avisado antes del partido y la culpa es nuestra», admitió Costas, que insistió en que «ellos salieron con una marcha más y nos pasaron por encima en esos minutos».

El extremo uruguayo Carlitos de Pena tuvo un amargo debut el pasado domingo y también se pronunció en una línea similar. «Sabíamos que era un partido duro de antemano, porque el Rayo se jugaba mucho y estaba presionado por la clasificación», indicó. Igualmente asumió que «nosotros no comenzamos de la mejor manera, concedimos un gol y luego intentamos salir a buscarlos, pero en otra distracción nos hicieron un gol y luego ya fue duro remontarlo».

Del mismo modo, el uruguayo apuntó que eran conocedores de que «ellos los primeros quince minutos iban a venir a tope porque el empuje de su gente iba a ser importante. «Nosotros intentamos estar bien cerrados e intentar no conceder, pero encontraron ese gol en un penalti», señaló en alusión a una circunstancia que, a su juicio, les puso el encuentro muy cuesta arriba.

Una vez asumidos los errores, el objetivo del equipo es pensar en el próximo encuentro y afrontarlo con el ánimo de recuperar la buena senda de los últimos encuentros. En este aspecto, Carlitos recordó que «han pasado seis partidos, con cuatro victorias y dos empates, ahora llegó una derrota, hay que seguir pensando en el próximo rival y seguir trabajando».

Lo que no se ha perdido es el optimismo ante lo que resta del campeonato, ya que el equipo tiene el objetivo del 'play off' a su alcance al final de temporada. «Queda mucho todavía, quedan trece partidos y a lo que aspiramos nosotros es meternos en 'play off'», dijo el extremo, que destacó que «tenemos un duro partido en casa el próximo fin de semana que, con nuestra gente, esperamos poder ganarlo».

Costas también insistió en que «llevábamos seis partidos bastante buenos en los que no conocíamos la derrota» y considera que «la gente está muy centrada en lo que tiene que hacer, en olvidarse ya de esto y empezar a pensar en el partido que viene».

La pasada jornada la mayoría de los rivales para entrar en el 'play off' lograron ganar y por ello el defensa gallego aseguró que «la gente de abajo viene apretando y hay que tener cuidado con eso y empezar a puntuar y a volver a las victorias». Pero cree que, sobre todo, lo que necesitan es «hacer un buen partido en casa y llevarnos los tres puntos y volver a mirar hacia arriba».

Por último, Carlitos de Pena lamentó que su debut se produjera en esas circunstancias, por la lesión de un compañero y con derrota: «Uno siempre sueña con debutar, pero hubiera querido que fuera con victoria».