Real Oviedo

Real Oviedo | «No tenemos que perder la ilusión; seguimos en una buena dinámica»

Borja Domínguez, en El Requexón.
Borja Domínguez, en El Requexón. / ELOY ALONSO
  • Borja Domínguez huye de la falta de intensidad para explicar el tropiezo en Vallecas y cree que la vuelta a casa «es la mejor forma de resarcirse»

Desde su llegada al club sobre la bocina del mercado invernal, Borja Domínguez se ha afianzado en las alineaciones de Fernando Hierro. De mediapunta o como mediocentro, la posición en la que está «más cómodo», como reconoció el vigués, el centrocampista, el gallego se ha ganado la confianza del técnico malagueño.

«Cada partido es diferente, pero me pide que tenga personalidad, que juegue como sé», confesaba ayer en el regreso al trabajo en El Requexón, todavía con los ecos de una derrota en Vallecas que le cuesta explicar. «No podría decir exactamente porque no sé lo que pasó en Vallecas. En el inicio del partido nos sorprendieron. Sabíamos que podían salir así, pero aun así nos marcaron el gol y creo que no nos supimos rehacer», exponía el mediocentro a préstamo por el Córdoba, que tenía claro que «no se puede hablar de falta de intensidad».

«Simplemente las cosas no han salido como nosotros pensábamos, ellos al principio del partido han sido superiores, han marcado y a nosotros nos ha costado a partir de ahí. Ya ha pasado, tenemos que pensar en el siguiente, seguir creciendo y ya está», profundizaba el jugador forjado en la cantera del Celta, con la mirada ya fijada en el encuentro de este sábado ante el Girona con la esperanza de retomar el camino del triunfo.

«No tenemos que perder la ilusión ni las ganas y si seguimos igual vamos a tener buenos resultados», proclamó en un regreso al trabajo marcado por la ausencia de Saúl Berjón, que tuvo que ser reemplazado por lesión en Vallecas antes de que se llegase al ecuador de la primera mitad. «Siempre que hay una derrota volver con nuestra afición y poder sentir su apoyo creo que es la manera más fácil de resarcirse», apostilló consciente de que su adversario este sábado, el Girona, dejó escapar los tres primeros puntos de la temporada ante el Cádiz. «El Girona es muy buen equipo, pero tiene sus debilidades como todos los equipos, por tanto se le puede hacer daño. Sí que es verdad que ha perdido en casa contra el Cádiz y vendrán con ganas de ganar, pero las mismas que vamos a tener nosotros o más», concluyó.