Real Oviedo

real oviedo

Real Oviedo | Duelo clave en el Tartiere para la lucha por el ascenso

fotogalería

Un momento del entrenamiento de hoy en El Requexón. / Eloy Alonso

  • El cuadro carbayón, que ha sumado uno de los seis puntos a los que optaba en sus dos últimas salidas, busca recuperar las buenas sensaciones en su feudo, donde sólo ha caído derrotado en dos ocasiones: ante el Reus y el Córdoba

La lucha por el ascenso directo e incluso la promoción vivirá este sábado un duelo clave, un choque estelar entre el Oviedo, quinto, y el Girona, segundo, dos equipos con grandes sueños que llegan después de perder sus partidos en la pasada jornada.

El Oviedo recibe al Girona el mismo día en que celebra su 91 aniversario y quiere celebrarlo para olvidar la derrota sufrida en Vallecas. Para ello cuenta con el factor Tartiere, donde el conjunto asturiano lleva cinco victorias seguidas.

El cuadro carbayón, que ha sumado uno de los seis puntos a los que optaba en sus dos últimas salidas, busca recuperar las buenas sensaciones en su feudo, donde sólo ha caído derrotado en dos ocasiones, ante el Reus a principio de temporada y frente al Córdoba antes del parón invernal.

Los hombres de Fernando Hierro, que se mantienen quintos en la tabla empatados con el Tenerife, reciben a un Girona herido tras la derrota ante el Cádiz, uno de los mejores equipos de la categoría, tal y como ha advertido el propio Hierro, y al que el técnico malagueño confiesa haber estudiado bien para combatir su sistema de juego, con cinco defensas.

Los azules recuperan a su máximo goleador, Toché, tras haber sido baja en Vallecas por sanción, por lo que el murciano podría salir de inicio con Linares en un 4-4-2 en el que Hierro tendría que buscar sustituto a una de las bajas por lesión, Saúl Berjón, cuya ausencia podría ser cubierta de nuevo -ya lo hizo en Vallecas- por Carlos de Pena.

De otro modo, y dada la especial relevancia que ha dado el cuerpo técnico al sistema del Girona, el técnico malagueño podría recuperar la defensa de cinco con Diegui Johannesson y Christian Fernández -que también vuelve tras sanción- como carrileros y Verdés de tercer central, aunque la baja por lesión de Óscar Gil dificulta esta opción.

La primera plantilla, que ha trabajado hoy a puerta cerrada, se concentrará y llevará a cabo una última sesión preparatoria el mismo sábado del partido, por lo que no habrá convocatoria ni descartes por decisión técnica hasta horas antes del choque.

En los alrededores del estadio, y desde las 12.00 horas, la APARO (Asociación de Peñas del Real Oviedo) y el Grupo Symmachiarii tienen previstos numerosos actos de celebración con motivo del 91º aniversario del club, a los que sumará la Asociación Espíritu 2003 con la tradicional plantación de un nuevo árbol en el 'bosque oviedista'.

El Girona también tratará de rehacerse del tropiezo sufrido la semana pasada en Montilivi ante su más inmediato perseguidor, el Cádiz, y afianzar la segunda plaza que ahora ocupa y que le otorga el ascenso directo a la Liga BBVA.

El equipo de Pablo Machín sufrió un duro golpe ante el conjunto gaditano, que se sitúa en estos momentos a ocho puntos del catalán y que afronta también este fin de semana un nuevo test de sus verdaderas opciones esta temporada con un duelo clave ante el Tenerife.

Por lo que se refiere al Girona y tras perder la oportunidad de dejar al tercer clasificado a catorce puntos, el objetivo es mantener la distancia sobre el Cádiz.

De todos modos, técnico y plantilla son conscientes de la dificultad que entraña la visita a Oviedo, el tercer mejor conjunto como local de esta campaña.

Pablo Machín ha hecho pública la convocatoria para el partido, que incluye a diecinueve jugadores con Alcalá, Alcaraz, Cámara y el portero Gianni como novedades y las bajas de Bono, Aday y Ramalho.

Machín ha sido claro en cuanto a la motivación del equipo: "Escenarios como el Tartiere, motivan por sí solos. Espero que nos motive, pero que no nos asuste".

Del Oviedo, el técnico ha destacado "lo fuertes que son en casa, donde el público les ayuda mucho", al tiempo que ha descartado "la excusa del mal estado del césped", porque "afecta a los dos por igual".

Respecto a las bajas de Aday y Mojica en el carril izquierdo, Machín ha apuntado que "Coris es una opción para la banda", aunque puede intentar otras cosas, "pero serían experimentos".