Real Oviedo

REAL OVIEDO

Real Oviedo | «Lo importante a lo largo de 42 jornadas es saber levantarse»

fotogalería

El centrocampista Susaeta felicita al entrenador Fernando Hierro, quien ayer cumplió 49 años. / ELOY ALONSO

  • Hierro quiere aislar al Real Oviedo del ambiente festivo previo al encuentro ante el Girona y pide centrarse en lo que pase en el campo

Fernando Hierro asume con naturalidad las derrotas, algo que considera una parte más del fútbol. Cree, y así lo dice, que lo importante es levantarse. El técnico insistió ayer una vez más que en su cabeza solo está el partido de mañana ante el Girona y la forma de afrontarlo. Además, el malagueño, que ayer cumplió 49 años, aseguró que se ve cumpliendo los 50 en Oviedo, donde aseguró que se encuentra muy cómodo.

El titular del banquillo del Real Oviedo es consciente de que el encuentro de mañana es especial para el club y los aficionados por los actos previos que se llevarán a cabo con motivo de la celebración del 91 aniversario de la entidad, pero él y los jugadores, insistió, solo piensan en lo que va a ocurrir en el terreno de juego a partir de las 20.45 horas.

La derrota del pasado domingo en Vallecas ya quedó atrás y el entrenador solo piensa en «levantarse». Eso es para lo que ha trabajado durante toda la semana y, en ese aspecto, se muestra contento con el comportamiento de los futbolistas. Hierro sabe que de nada vale el último resultado, sea positivo o negativo. «De nada te sirve ganar un partido y no entrenar bien el martes», advierte. Por eso insiste en que lo único que le preocupa es el encuentro de mañana. «Vamos a competir contra uno de los mejores equipos de la categoría», recordó.

Hierro hizo hincapié en que a él no le afectan las derrotas o los triunfos, aunque reconoce que en Oviedo «la victoria se disfruta poco y la derrota se sufre mucho». Ante eso cree que los profesionales deben tener «tranquilidad, pausa y la calma necesaria».

En lo que sí es más contundente el técnico es en señalar que «ningún conjunto tiene que tener mas ilusión y ganas que nosotros», aunque asumió que «esto es fútbol». «Muchas veces por detalles se te van los partidos», puntualizó. En este sentido, recordó que el pasado domingo perdieron el encuentro por entrar mal de inicio, pero no le dio más importancia que a cualquier otro y a la oportunidad perdida.

Hierro repite que «lo importante a lo largo de 42 jornadas es saber levantarse y saber que la victoria sirve para tener una semana mejor de trabajo y más sonrisas», pero eso no quiere decir que haya que dramatizar cuando se pierde: «Esto es una carrera de fondo y tenemos que levantarnos y seguir. No vamos a ganar siempre. No entiendo el fútbol de otra manera».

Además, el entrenador trata de aislar al equipo de lo que rodea al encuentro. «Sé que son actos de club, días especiales para lo que representa este club en esta ciudad y en el mundo», indicó, pero su objetivo es centrarse en lo que ocurra en el campo: «Nuestro acto es a las 20.45. Ahí tiene que estar nuestra fiesta». Del mismo modo insistió en que los puntos valen lo mismo fuera que en casa, pero espera que mañana «venga mucha gente porque va a ser un partido difícil y necesitamos su apoyo».

Al ser preguntado por su 49 cumpleaños, el técnico malagueño fue claro al señalar que «estoy cómodo, tranquilo y contento» y añadió que «me veo celebrando los 50 en esta ciudad». «Estoy feliz y tengo un grupo fantástico, me siento bien en el club, pero no miro más que Girona y estos doce partidos que nos quedan», dijo.

Tampoco quiso hablar del estado en que espera que se encuentre el césped tras los últimos arreglos y aseguró que «no hay que darle más vueltas porque es lo que tenemos. No lo podemos cambiar. El campo está así de mal para ambos equipos».