El Comercio
Real Oviedo

Real Oviedo | Línea propia para contrarrestar el estilo del Girona

  • El técnico destaca las virtudes azules para enfrentarse a los catalanes, uno de los pocos equipos de la categoría que juega con tres centrales

El Girona no solo es el segundo clasificado y claro candidato al ascenso directo. Además, se trata de un equipo con una forma de jugar diferente a la mayoría de los equipos de la categoría, lo que hace que el conjunto azul prepare el encuentro de una forma diferente. No obstante, Hierro dejó claro ayer que, aunque tenga en cuenta esos matices que presentará el encuentro, lo importante son las virtudes propias y el estilo de los suyos.

Los de Pablo Machín, que en las dos últimas campañas han rozado el ascenso, son uno de los pocos conjuntos de la categoría que utiliza habitualmente una defensa con tres centrales y dos carrileros. También lo hace el Mirandés e incluso los azules emplearon esta forma de jugar en un par de encuentros esta temporada.

Ante esta circunstancia, el entrenador oviedista reconoció ayer que la plantilla ha dedicado algo más de trabajo a preparar la forma de contrarrestar al rival, por tratarse de una forma de jugar diferente, y explicó que «necesita un poco más de tiempo, porque lo tienen muy interiorizado». «Hemos trabajado sabiendo que el sistema tiene sus virtudes y defectos durante casi tres días», aclaró.

Sin embargo, el entrenador azul no se obsesiona con el rival y sus características, y prefiere mantener la línea propia que considera que les ha llevado a lo largo de la temporada a «competir bien, con nuestras armas y virtudes». En este sentido, Hierro destacó que no es un entrenador que esté toda la semana pensando en las virtudes del equipo contrario, ya que prefiere dedicar mucho más tiempo a las propias: «Miro a mi equipo un 70 por ciento en lo que podemos mejorar, porque, si te obsesionas con el rival, cada vez que lo mires lo verás mejor».

El técnico oviedista confirmó que para el encuentro de mañana no podrá contar con los lesionados Saúl Berjón y Óscar Gil, mientras que el resto del equipo está a su disposición. Aunque Hierro no quiso adelantar nada sobre sus intenciones, reconoció que habrá algunos cambios en el equipo. Los que parecen seguros son los de la vuelta de Christian Fernández al lateral izquierdo y la de Toché a la delantera. No están descartadas otras modificaciones en el once, pero es probable que hasta el entrenamiento de esta mañana, a puerta cerrada, el técnico no las adelante ni a los jugadores.

Otros cambios, en caso de producirse, afectarían al centro del campo, ya que parece claro que en la delantera se mantendrán dos puntas: Linares y Toché. El equipo se entrenará esta mañana. Posteriormente, Hierro facilitará la convocatoria de jugadores, que mañana mismo tendrán una suave sesión de entrenamiento.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate