Real Oviedo

La plantilla azul disfrutará de dos días de descanso

El cuerpo técnico ha decidido que los jugadores tengan esta semana dos días de descanso. El equipo tuvo ayer la habitual sesión regenerativa de los días posteriores a los partidos y no volverá a entrenarse hasta el miércoles, cuando comenzará a preparar el encuentro del próximo domingo frente al Tenerife.

En el entrenamiento de ayer los jugadores que no jugaron el sábado tuvieron una sesión más exigente, mientras que el resto lo hizo a menor ritmo. El propio Hierro explicó en la rueda de prensa posterior al encuentro ante el Girona que daría dos días de descanso al equipo, entre otras cosas, debido al estado del césped del Carlos Tartiere, muy pesado y que supone una carga extra para los jugadores. En la vuelta a los entrenamientos se comprobará la evolución de los lesionados, Saúl Berjón y Óscar Gil, que se quedaron fuera de la convocatoria del sábado. En el caso del extremo sufre un problema muscular en el gemelo y no parece que vaya a llegar en condiciones de entrar para el encuentro ante el Tenerife.

El que es seguro que no podrá viajar a tierras canarias es el centrocampista Borja Domínguez, que el sábado vio la quinta tarjeta amarilla. El centrocampista gallego había recibido tres amonestaciones en su anterior etapa en el Córdoba y en los dos últimos encuentros con los azules vio dos cartulinas que le obligarán a caerse de la convocatoria para el próximo domingo.