Real Oviedo

REAL OVIEDO

El Real Oviedo solo piensa a corto plazo y evita hacer cálculos en la Liga

Fernando Hierro da instrucciones a un grupo de futbolistas durante el último entrenamiento celebrado en el Requexón.
Fernando Hierro da instrucciones a un grupo de futbolistas durante el último entrenamiento celebrado en el Requexón. / ELOY ALONSO
  • Fernando Hierro se niega a hacer cálculos sobre las posibilidades del equipo de acercarse al ascenso directo y solo piensa en el próximo partido

Ni de reojo mira el entrenador del Real Oviedo la clasifiación, ni siquiera la alegría del triunfo del pasado sábado ante el Girona y el buen partido que hizo el equipo, hizo que Fernando Hierro mudara lo más mínimo su discurso habitual.

El malagueño al ser preguntado, en la rueda de prensa posterior al encuentro, por si veía opciones de poder pelear por el ascenso directo fue contundente al afirmar que «la única opción que queda es la del domingo a las seis de la tarde en Tenerife. No miramos otra que no sea entrenar, un par de días descansar y pensar en el próximo rival». Por si alguien tenía la tentación de extraer alguna elocubración del técnico malacitano se equivocaba. «No me vais a sacar de ahí, diréis que soy pesado y no doy titulares», espetó a los periodistas al tiempo que volvía sobre sus pasos para hablar del cuadro chicharrero. Así, subraya, le ha ido bien a los oviedistas hasta ahora y parece que no se va a cambiar el discurso hasta el final del campeonato.

La competición está a punto de entrar en los últimos diez encuentros, los que se consideran tradicionalmente decisivos para pelear polos objetivos. La experiencia de las pasadas temporadas demuestra que todo puede cambiar en la recta final cuando todos los equipos se juegan mucho. El conjunto ovetense suma ahora 49 puntos, casualmente los mismos que la pasada temporada tenía en esta misma jornada, pero un mal final de campeonato le sacó de los puestos de 'play off' a falta de dos partidos para la conclusión de la Liga.

En el polo opuesto de los azules la pasada temporada estuvo el rival de los azules el pasado sábado, el Girona, que en la jornada 31 era el décimo primer clasificado, con 44 puntos y realizó un brillante final de campeonato, que le hizo ser al final de la Liga tercero, con 71 puntos.

La pasada campaña el 'play off' se jugó con 64 puntos, lo que parece, por el estado actual de la clasificación, se puede repetir en la presente temporada. En ese caso, a los azules, les haría falta sumar 15 puntos para asegurarse pelear por el ascenso. El conjunto de la capital debe jugar antes del final del campeonato cinco partidos en el Carlos Tartiere, por lo que podría sumar los puntos necesarios como local. Los rivales que visitarán el municipal ovetense hasta el final de temporada son el UCAM, Huesca, Alcorcón, Zaragoza y Sevilla Atlético. El Huesca es el único rival directo en la pelea por los seis primeros puestos. En el caso del conjunto oscence es poco probable que los azules les puedan ganar el 'gol average' particular, ya que en el partido de la primera vuelta se impusieron en Alcoraz por 4-0, un resultado que se antoja muy complicado mejorar.

Los de Hierro están teniendo un comportamiento ejemplar como locales esta temporada, donde llevan seis victorias consecutivas, ganando todos los partidos disputados en lo que va de 2017. Han logrado sumar 36 de los 48 puntos posibles, lo que les convierte en el mejor equipo como local, tras el Levante y el Girona.

Los partidos que los carbayones tendrán lejos del Carlos Tartiere serán ante el Tenerife, Lugo, Levante, Nástic, Córdoba y Elche. Entre ellos el Tenerife es rival directo y los azules ganaron por 2-0 en el encuentro de la primera vuelta, por lo que en caso de victoria, o derrota por la mínima lograrían tener a favor el golaveraje particular con los insulares. En la siguente salida a Lugo, en la que se preveé un desplazamiento masivo de aficionados ovetenses, los gallegos tratarán de apurar sus opciones de mantenerse en la lucha por las plazas de 'play off', de las que en las últimas jornadas se están quedando algo descolgados, en especial tras la derrota del pasado domingo ante el Getafe. Luego los azules visitarán al Levante, que podría incluso ya ser equipo de Primera cuando reciba a los oviedistas.