Real Oviedo

REAL OVIEDO

Real Oviedo | Impulso oviedista en las alturas

fotogalería

Costas y Michu pugnan por un balón aéreo. / Eloy Alonso.

  • El Oviedo ha estrenado su casillero con remates aéreos en ocho duelos este curso

  • Solo el Huesca ha perforado la meta rival a base de testarazos en más ocasiones que el conjunto dirigido por Fernando Hierro

No habían transcurrido ni quince minutos desde el inicio del entrenamiento cuando una catarata de carcajadas recorrió el césped de El Requexón. En uno de los ejercicios para ensayar la presión en espacios reducidos, Christian Fernández se elevó con potencia y en la disputa aérea con Diegui Johannesson el internacional islandés salió despedido varios metros hacia las redes de una de las porterías utilizadas diariamente para acortar el rectángulo de juego.

La habitual vehemencia del lateral cántabro, detonante de las risas de sus compañeros, ejemplificó que la plantilla del Real Oviedo no titubea en el gobierno del espacio aéreo. Los azules han mostrado su dominio de las alturas con asiduidad esta temporada y lo han logrado culminar además en ambas áreas.

En un campeonato donde entrenadores y jugadores se afanan en repetir semanalmente que cada detalle puede matizar la igualdad existente entre todos los equipos de la categoría, el Real Oviedo ha encontrado en su capacidad para imponer su ley cuando el balón sobrevuela el área rival una de sus mejores armas. Los certeros testarazos de los futbolistas a las órdenes de Fernando Hierro han estrenado el casillero goleador del conjunto carbayón en ocho duelos esta temporada.

Seis de ellos terminaron en triunfos de los azules que, no obstante, tuvieron que esperar hasta la duodécima jornada del campeonato liguero para que su precisión en el remate de cabeza se viese acompañado con la alegría de la victoria. Después de que el tanto de Lucas Torró en Getafe se quedase sin premio en el único choque y el de Toché solo sirviese para sumar un punto contra el Numancia, Verdés hizo diana con la colaboración involuntaria de Góngora al conectar un envío desde el banderín de córner que a la postre se convirtió en el único gol del duelo ante el UCAM Murcia.

El central valenciano es uno de los siete jugadores de la plantilla que han mostrado su capacidad para elevarse con criterio en el área rival y dirigir su remate hacia el fondo de la portería. El último en demostrar que domina esa suerte es Toché, que el pasado sábado superó en el salto a su marcador en un saque de esquina y allanó el camino de la victoria ante el Girona para refrendar que, al igual que en el resto de ámbitos, también lidera las fuerzas aéreas azules.

El ariete murciano, que ha añadido tres muescas a su culata gracias a su capacidad para enviar al fondo de la red los centros desde el costado de sus compañeros, lidera un acierto en la faceta aérea que lleva el sello de diez de las 36 goles logrados por los pupilos de Fernando Hierro este curso. Reflejado en porcentajes, casi un tercio de los tantos logrados por los oviedistas, que se ha aferrado a ese filón para superar en el Carlos Tartiere a los tres primeros clasificados.

Solo el Huesca, que ha logrado once, contabiliza más goles de cabeza que los azules, favorecidos también por la precisión en el golpeo de Susaeta. El eibarrés ha repartido ocho asistencias y ha conectado ya desde el banderín de córner para mover el marcador con Verdés, Toché y David Costas. Los carbayones, que han superado la última barrera de su adversario culminando jugadas con recursos similares como la volea de Borja Domínguez en Reus y la chilena de Toché ante el Mallorca, también han mostrado su fortaleza cuando el cuero sobrevuela el césped en la faceta defensiva. Con apenas cinco goles recibidos, solo el Reus, el Tenerife y el Sevilla Atlético sufren menos por esa vía que los oviedistas, impulsados a través de su poderío aéreo para intentar el asalto a los cielos del fútbol nacional.