Real Oviedo

«No quiero hacer protagonista a nadie y menos a un árbitro»

El técnico del Real Oviedo, durante el encuentro del Heliodoro.
El técnico del Real Oviedo, durante el encuentro del Heliodoro. / ACAN
  • Hierro asegura que «esto es lo que buscamos y, si queremos llegar a la recta final con opciones, sin duda este partido es el camino dentro y fuera de casa»

Fernando Hierro no quiso ayer valorar el arbitraje de Pérez Pallás. Tampoco quiso aludir al penalti señalado contra su equipo. El técnico del Real Oviedo se limitó a indicar, en sala de prensa, que no quería «hacer protagonista a nadie y menos a un árbitro de un partido de fútbol». «No es ni mi estilo, ni el estilo de este club», hizo hincapié.

Sin embargo, el malagueño sí aprovechó para realizar un elogio al comportamiento de sus jugadores durante el partido. «El protagonismo es nuestro y no quiero quitárselo a un equipo que ha hecho las cosas bien, que ha competido muy bien, que se ha dejado el alma por intentar cambiar las cosas». Además, también dejó claro que lo visto en el campo no se reflejó en el marcador final. «Sinceramente, hemos hecho méritos suficientes para llevarnos algún punto de aquí», apuntó Hierro.

El inexistente y extraño penalti señalado por el árbitro estuvo presente en las preguntas de la rueda de prensa posterior al encuentro, pero Hierro se mantuvo en la línea de no pronunciarse e insistió en que «no tengo nada que decir, ni hacerme el mártir, ni nuestro club es así, ni yo soy así.... Aprenderemos de determinadas situaciones, pero no voy a convertir a nadie en protagonista».

En lo que sí se reafirmó es en que el equipo ayer hizo «todo lo posible». «Ha hecho un muy buen partido. Hemos concedido muy poco. Salvo esa acción del penalti, nuestro portero no ha tenido que intervenir y nosotros hemos tenido oportunidades», dijo Hierro. Sin embargo, asumió que «el resto es fútbol. Si estás más o menos acertado, tienes mejor día o peor día, pero ningún reproche». El entrenador aseguró que el comportamiento del equipo en el Heliodoro Rodríguez fue el que él quiere: «Este es el camino, lo que queremos y lo que buscamos y, si queremos llegar a la recta final de la Liga con opciones, sin duda el partido de hoy -por ayer- es el camino dentro y fuera de casa». Y concretó las virtudes al señalar que «esa es la actitud, ese compromiso, ese esfuerzo. Nos vamos tranquilos porque el equipo ha hecho todo lo que tenía en su mano para sacar algo más».

Tampoco quiso hablar del 'play off' y solo indicó que «quedan 10 jornadas, 30 puntos. Tenemos que centrarnos en descansar, en preparar bien la semana y en pensar en el UCAM».

Los protagonistas del penalti

Los protagonistas del supuesto penalti, Jon Erice y Aitor Sanz, se refirieron a la polémica jugada. El capitán del Tenerife reconoció que «me ha tocado un poco, pero no sé si es penalti» e incluso afirmó que «agarrón no hay».

Por su parte, Jon Erice, en declaraciones a la televisión que tiene los derechos de la Liga, comentó nada más acabar el encuentro que «el penalti no es absolutamente nada». El navarro, molesto, añadió que «nadie sabe lo que ha pitado. Ellos pedían mano, pero él dice que es agarrón». El centrocampista también comentó que «cada uno tiene su comité, que sancionará o hará lo que tenga que hacer. Nosotros cuando nos equivocamos nos meten buenas sanciones». Finalmente, puntualizó que «no me gusta dar protagonismo a quien no lo tiene, pero me molesta mucho lo que ha pasado».