Real Oviedo

El Real Oviedo entrenó nada más llegar de Tenerife

  • El defensa Óscar Gil trabajó con normalidad y Fernando Hierro podrá disponer de toda la plantilla para el encuentro ante el UCAM

El equipo ovetense aterrizó ayer a mediodía procedente de Tenerife y se dirigió a continuación a las instalaciones de El Requexón, donde tuvo lugar la habitual sesión regenerativa de los días posteriores a los partidos. El cuerpo técnico prefirió que el equipo se entrenara ayer en torno a las las dos y media para que los jugadores tuvieran la tarde libre.

En la sesión de ayer participaron todos los componentes de la plantilla, ya que se incorporó al grupo el defensa Óscar Gil, el único efectivo azul que estaba en la enfermería la pasada semana. Como es habitual en las sesiones postpartido, los jugadores que disputaron el encuentro de Tenerife completo tuvieron un trabajo más suave y algunos de ellos no saltaron al campo para permancer en la clínica y el gimnasio por pequeñas molestias que en ningún caso parecen graves. Los que no jugaron el domingo, junto a los no convocados, tuvieron una sesión más exigente.

En principio, el técnico podrá contar con toda la plantilla para la visita del UCAM, ya que volverá el centrocampista Borja Domínguez, que se perdió el encuentro de Tenerife por acumulación de amonestaciones. Tras la vuelta de Óscar Gil al grupo, el entrenador volverá a tener a veinticinco jugadores a su disposición, lo que le hará tener que dejar fuera de la convocatoria a siete jugadores.

Fernando Hierro ha dado descanso al equipo hoy y la vuelta a los entrenamientos, para comenzar a preparar el encuentro ante el UCAM del domingo, será mañana por la mañana en El Requexón. El equipo se ejercitará todos los días a puerta abierta, salvo el viernes y el sábado, como viene siendo habitual.