Real Oviedo

REAL OVIEDO

Real Oviedo | Linares activa la cuenta atrás

fotogalería

Linares disputa un balón con Jorge Ortiz. / ELOY ALONSO

  • El delantero reconoce que hubiera firmado al inicio llegar en esta situación a las diez últimas jornadas y destaca el carácter competitivo azul ante rivales directos

  • «Sabemos que ahora viene lo bueno, el equipo está en una posición privilegiada», indica el aragonés

El extenso recorrido de Segunda División, repleto de obstáculos camuflados y con premio final para aquellos equipos que se muestren indesmayables, ya consume los kilómetros finales en su hoja de ruta. Para cruzar la línea de meta es necesario afrontar todavía las curvas peligrosas que dibujan el trazado de las diez últimas jornadas, caracterizadas por el impulso agónico que lanzan todos los equipos en busca de abrazar su objetivo clasificatorio.

Llega la fase de apretar los dientes y elevar las pulsaciones para lanzar un esprint final que, según la potencia expresada en puntos, desembocará en un desenlace festivo u otro marcado por la decepción. «Sabemos que ahora viene lo bueno, el equipo está en una posición privilegiada», proclama Linares, consciente de que el Real Oviedo está en los puestos punteros del pelotón cuando ya escasean los metros de llanura y la carretera de la categoría de plata del fútbol nacional se inclina.

«Tenemos que seguir trabajando para no bajar el ritmo y si podemos subir posiciones, mejor», expone el ariete de Fuentes de Ebro, gregario de lujo en un equipo carbayón en el que Toché se ha erigido líder de las pedaladas ofensivas. Linares, que jugó un papel fundamental para sacar a los azules de las carreteras sinuosas de Segunda B y volver a transitar por asfaltos menos bacheados, reconoce la correcta ubicación que se han granjeado los oviedistas para lanzar el último demarraje.

Con el Levante claramente escapado hacia Primera y el Girona en una posición intermedia, con una reciente pájara que por el momento subsana su ventaja conseguida en las primeras etapas, el Real Oviedo se encuentra en una posición que uno de sus estiletes ofensivos desearía a estas alturas de recorrido antes de iniciarlo. «Hubiera firmado yo y el resto de equipos de la categoría», reconoce Linares, enfocado en el horizonte azul y sin tiempo para lamentarse del tropiezo sufrido el pasado domingo en Tenerife, determinado por un polémico penalti que desniveló el marcador a favor del equipo canario, portador de la rueda que persigue el conjunto dirigido por Fernando Hierro.

«No sirve de nada echarse a la mochila recuerdos que solo te van a restar», proclama el delantero de Fuentes de Ebro, en el plano individual «feliz por el apoyo y el cariño» que le brinda la afición, expresado en su distinción como mejor jugador oviedista del pasado mes. Una distinción que, no obstante, no le otorga la condición de inamovible de las alineaciones de Fernando Hierro, que a juicio del ariete aragonés cuenta con «una plantilla con jugadores de experiencia y calidad».

«Sabemos que salga el que salga lo va a hacer bien, el míster tiene claro que puede contar con todos», apostilla el segundo máximo artillero oviedista esta campaña, totalmente enfocado en el choque de este domingo ante el UCAM Murcia, con tres puntos en juego «vitales para seguir ahí arriba».

Un suculento botín que se repartirá en el Carlos Tartiere, garantía casi infalible de éxito este curso para el conjunto carbayón, que ha neutralizado la desventaja contraída en cada contratiempo a domicilio. «Siempre que nos hemos caído nos hemos levantado. En nuestra casa con nuestra gente no tenemos ninguna duda», recuerda el veterano atacante, que pese a la derrota en Tenerife él y sus compañeros demostraron «que ante los equipos que están arriba sabemos competir».

Los carbayones se fueron de vacío en un duelo en el que, a su juicio, merecieron «mínimo un empate», pero ahora afrontan los últimos diez encuentros con el refuerzo moral de haber «dado la cara» en los pulsos contra rivales directos. Superadas la mayoría de etapas de montaña en el libro de ruta, al conjunto dirigido por Fernando Hierro le espera este domingo un falso llano ante el UCAM Murcia. «El partido va a ser muy complicado, la posición que tiene es engañosa, pero esperemos que los tres puntos se queda aquí», concluye consciente de que ahora cada repecho cobra más importancia.