El Comercio
Real Oviedo

fotogalería

Fernando Hierro da indicaciones a sus jugadores durante el entrenamiento de ayer en El Requexón. / ELOY ALONSO

real oviedo

Real Oviedo | «Esta es la primera final de las cinco que tendremos en el Carlos Tartiere»

  • Hierro afirma que el Real Oviedo está «donde queríamos al inicio de la temporada» y solicita la ayuda de la afición para el duelo ante el UCAM

Llega la hora de la verdad para el Real Oviedo. Así lo reconoció ayer Fernando Hierro, quien no dudó en calificar de «final» el partido de mañana ante el UCAM. El técnico del conjunto azul también afirmó que el equipo está donde querían al inicio de temporada y explicó que para ello han trabajado hasta ahora. Finalmente, el entrenador espera contar con el apoyo de la afición para sacar adelante el encuentro.

La derrota del pasado domingo ante el Tenerife ya está olvidada, pero el equipo azul se queda con los aspectos positivos que demostró en el Heliodoro Rodríguez López, que, a juicio de Hierro, fueron muchos.

La primera sorpresa de la comparecencia que Fernando Hierro dio ayer ante los medios fue la de calificar el partido ante el conjunto murciano de «final». Algo en lo que no dudó el técnico malagueño, quien matizó que «llega la primera final de las cinco que tenemos en el Carlos Tartiere, los cinco últimos partidos aquí, y a partir de ahí pensar en lo de fuera».

El equipo ovetense lleva una muy buena racha como local, con seis victorias consecutivas en el Carlos Tartiere. La idea es mantener mañana esta misma línea. Para ello, una de las claves pasa por «dar al encuentro la gran importancia que tiene». Hierro hizo extensiva esa necesidad de afrontar el partido como una final tanto para el equipo como para la afición.

Hasta ahora el entrenador está satisfecho con el rendimiento del equipo azul y con la posición que mantiene en la clasificación. «Estamos en la situación que queríamos estar, para la que hemos estado trabajando nueve meses», expuso Hierro.

Además, advirtió de las dificultades que van a tener todos los encuentros hasta el final de temporada. «A partir de aquí no vamos a encontrar un equipo que no se juegue nada: 'play off', ascensos, descensos, el título...», afirmó el preparador azul, quien insistió en que «ahora cada fin de semana es el partido más importante para todos, hay enfrentamientos directos, no vamos a encontrar equipos de mitad de tabla tranquilos, todos los partidos van a ser igualados e intensos».

Ante esa gran dificultad que presentarán todos los partidos, el entrenador hizo un llamamiento a los aficionados para que estén al lado del Real Oviedo. «Necesitamos a nuestra gente, nuestro estadio, porque nadie va a regalar nada y aquí la gente va a trabajar al cien para intentar seguir sumando», recordó. Ese apoyo incondicional de los seguidores azules tiene que servir para hacer que el equipo sea «más fuerte y poderoso».

El pasado domingo el equipo perdió en Tenerife tras una mala actuación arbitral, pero ofreció una buena imagen que llevó al entrenador a afirmar que había sido el mejor partido como conjunto visitante. Eso ya ha quedado atrás y la plantilla ha tenido «una semana buena de trabajo, tranquila». «Hemos olvidado pronto el partido de Tenerife y hemos pensado en positivo, en el siguiente, porque nada podíamos cambiar del anterior», comentó el técnico.

Sobre lo sucedido en el encuentro del domingo, el técnico expuso que lo habían encajado con «naturalidad. Ya está todo visto, el qué paso y cómo pasó, pero no puedes cambiar nada». Insistió en que ahora lo importante es «ser positivos para ser capaces de coger las cosas por el lado bueno, que es lo que nos va a hacer más fuertes y poderosos».

Hierro recordó sus palabras posteriores al encuentro, en las que dijo que «son cosas que pasan en el fútbol y hemos querido pasar página». Del mismo modo sostuvo que «hicimos cosas muy bien y eso nos puede hacer más fuertes».

En esta misma línea hizo referencia a las conclusiones sacadas de ese encuentro de Tenerife, en el que cree que, «quitando los pequeños detalles», en la mayoría de las facetas del juego estuvieron muy acertados y realizaron méritos suficientes para no salir derrotados.

Entre esos aspectos que quiso destacar se encuentra el hecho de que el Real Oviedo «compitió bien y con personalidad, y fue mucho más intenso con balón». Igualmente, destacó la importancia de las características que tienen sus jugadores e insistió en que en aprovecharlas está «la fortaleza del grupo», que es algo en lo que siguen trabajando.

Lo que tiene claro el entrenador es que el camino para ganar en casa ya está marcado, como se ha ido demostrando en los últimos encuentros del Carlos Tartiere: «A mí me gustaría ver al equipo intenso y compacto que somos en el Tartiere, fuerte y poderoso, que recibe pocos y hace goles». Para ello pide el malagueño que sus jugadores tengan la «misma intensidad que el día del Girona, o estas últimas seis jornadas en casa, que presiona bien y es difícil para cualquier equipo que visite el Carlos Tartiere».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate