El Comercio
Real Oviedo

real oviedo

Con la confianza como arma

fotogalería

Susaeta controla un balón en presencia de Nando, en el entrenamiento de ayer realizado en el Carlos Tartiere. / ELOY ALONSO

  • «Me quedo con que el equipo cada día va a más y cada vez estamos mejor», señala Susaeta

  • El Real Oviedo quiere hacer valer en Lugo su buen momento anímico

La frase 'el fútbol es un estado de ánimo', que se le atribuye al argentino Jorge Valdano, trata de resumir la importancia que en este deporte suelen tener los aspectos mentales para lograr buenos resultados y los objetivos. Una de las virtudes que suele ser más valorada en los equipos es la confianza, algo que en el caso del Real Oviedo ha ido aumentando con el paso de los encuentros y que en la actualidad está en uno de sus puntos álgidos, según se va desprendiendo de las declaraciones que salen del vestuario azul. Tras cada victoria, el técnico Fernando Hierro siempre tiene una mención sobre lo que supone para mejorar la confianza y sus jugadores también suelen hacerlo.

El último en pronunciarse en esta línea fue ayer el centrocampista Susaeta, uno de los veteranos de la plantilla, que se refirió al estado del equipo con estas palabras: «Estamos cada día mejor y eso es con lo que me quedo».

Los azules solo han parecido tener algunas dudas en los encuentros a domicilio, pero en las últimas jornadas, pese a derrotas como las de Vallecas y Tenerife, las sensaciones están siendo mejores.

Susaeta, no obstante, tampoco se quiso escudar demasiado en ello y apeló al trabajo del día a día y de los partidos. «La regularidad hay que demostrarla los domingos», indicó, aunque insistió en que «el equipo está mejor, cada día vamos a más, y estoy muy contento en todos los sentidos».

El centrocampista eibarrés apuntó al buen nivel que muestran todos los compañeros en los entrenamientos y añadió que tienen «muy buen vestuario a nivel de colectivo». Esas son las claves que señaló para lograr el objetivo de entrar en el 'play off', que es el que se han marcado para la presente temporada.

La confianza es una virtud, pero cuando se la adjetiva con la palabra exceso se convierte en un defecto, en el que el Real Oviedo no quiere caer. Por ello Susaeta recordó que «cualquier conjunto de la categoría te puede ganar a un partido, se demuestra todos los domingos».

Por ello, los retos que se marcan desde dentro del equipo pasan por pensar únicamente en el siguiente compromiso. En este caso el Lugo. Susaeta dejó claro que «los nueve partidos que quedan son igual de importantes», pero solo quiere hablar del más cercano. Ese encuentro tiene unas connotaciones especiales, ya que, pese a ser a domicilio, el conjunto azul estará arropado por un importante número de aficionados, algo que desde el vestuario se agradece.

Susaeta comentó que el hecho de que se hayan agotado las entradas y que una importante parte del campo vaya a estar con ellos servirán como «una motivación extra». «Quizá seamos hasta mitad del aforo y seguramente los que más animemos», dijo.

Otro aspecto que está marcando la marcha del equipo es que ante rivales de la zona alta y con buenas propuestas futbolísticas el rendimiento está siendo especialmente bueno. Y el Lugo es uno de esos conjuntos. En definitiva, la esperanza del centrocampista eibarrés es que «ojalá vaya bien, estamos en un buen momento, el equipo se encuentra física y mentalmente bien». «Así que ojalá se haga un buen partido para demostrarlo donde hay que hacerlo y volvamos todos contentos», hizo hincapié.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate