Real Oviedo

real oviedo

«Quedan ocho finales; la afición va a responder, saben lo que significa»

  • Michu destaca el apoyo de la afición en Lugo, donde les anularon un gol a su juicio legal y dieron «la cara hasta el final»

El Real Oviedosufrió un revés en forma de derrota en Lugo, donde estuvo apoyado por una afición azul que protagonizó un desplazamiento masivo hacia tierras gallegas, pero ya piensa en "la final" de este viernes contra el Huesca. Así lo ha asegurado este mediodía en El Requexón Michu, que saltó al rectángulo de juego ayer en busca de un empate que finalmente no llegó.

"Quedan ocho finales. La afición va a responder, saben lo que significa", ha proclamado el mediapunta ovetense, que ha apostillado que gracias al aliento de la grada en el Carlos Tartiere "estamos consiguendo victorias". El ovetense, que ha reconocido que "ver tanta gente azul en la grada hace que comiences a tope, ha confesado que el vestuario está concienciado de la importancia de lo que hay en juego.

"No me gustaría jugar un 'play off' ante el Real Oviedo", ha profundizado el internacional español, que no ha ocultado la dificultad de ganar el 'golaverage' particular al Huesca tras el 4-0 sufrido en la primera vuelta y ha subrayado la importancia de "tener muchas más ganas" para evitar la superioridad mostrada por los oscenses en El Alcoraz. Un triunfo este viernes sería la mejor manera de superar el tropiezo en Lugo, donde Michu considera que los azules dieron "la cara hasta el final".

Al igual que Susaeta, Michu ha expresado su postura de que el gol anulado a Toché en la segunda parte "es legal", aunque cree que "en 42 jornadas se compensa todo". "Hicimos un esfuerzo para traer algo positivo y no fue posible", ha analizado sobre el duelo de ayer el mediapunta ovetense, que considera que el conjunto carbayón tenía "el partido controlado".