El Comercio
Real Oviedo

REAL OVIEDO

Real Oviedo - Huesca | El Real Oviedo se juega más que tres puntos

fotogalería

El entrenador Fernando Hierro, pensativo, camina ayer por las instalaciones de El Requexón. / E. Alonso

  • El conjunto azul recibe esta tarde al Huesca, su principal perseguidor en la lucha por el 'play off'

  • La presencia de Christian Fernández y Carlitos de Pena son las dos únicas novedades en la convocatoria de Fernando Hierro

El Real Oviedo se juega esta tarde ante el Huesca (20 horas) algo más que tres puntos. Recibe en su fortín del Carlos Tartiere al rival que le sigue en la clasificación, con el que buscará abrir un hueco de cuatro puntos en la lucha por el 'play off'.

El entrenador azul, Fernando Hierro, ha calificado el encuentro de hoy como el más importante de los últimos años para el club y ha hecho un llamamiento a la afición para que acuda al Carlos Tartiere a apoyar al equipo, pese a que el horario señalado para el encuentro no es el mejor para que se registre una gran entrada en el municipal ovetense.

El técnico malagueño facilitó ayer la convocatoria para el encuentro, en la que las novedades, con relación a la pasada jornada, son la presencia del defensa Christian Fernández, que vuelve tras recuperarse de la lesión que se produjo frente al UCAM, y el extremo uruguayo Carlitos de Pena, que sustituyen a los lesionados Varela y Borja Domínguez.

En principio, todo apunta a que Hierro volverá al sistema 1-4-4-2 que suele utilizar en los partidos como local, pero tampoco está descartado que apueste por un solo delantero, como ya ha ocurrido en otras ocasiones, ya que el técnico no ha dado pistas durante los entrenamientos de esta semana.

El conjunto azul se aferra como principal arma a su buen momento como local, con siete victorias consecutivas, pero enfrente le espera un Huesca que acumula diez encuentros sin perder y que se ha convertido en uno de los conjuntos revelación del campeonato y el principal perseguidor de los equipos que ocupan puestos de 'play off'.

Tras la derrota del pasado domingo ante el Lugo, los oviedistas necesitan volver a sumar de tres en tres en su campo, lo que les permitirá aumentar la ventaja sobre los perseguidores. Hasta el momento, el equipo carbayón está siendo muy fiable en su campo y, tras cada golpe como visitante, se repone en casa, lo que pretende volver a hacer esta tarde.

Aunque tras esta jornada faltarán todavía siete encuentros para el final de la Liga, el encuentro de esta tarde es uno de los más importantes para los azules, tanto por el rival como por lo que supondría en el aspecto anímico una victoria.

En el conjunto oscense el principal peligro es Samu Sáiz, el jugador por el que pasa todo el juego ofensivo del equipo. En cuanto a los goleadores oscenses, se trata de un conjunto más coral, ya que los goles están muy repartidos. Samu Sáiz, Melero y Vadillo suman siete cada uno, seguidos por el punta Borja Lázaro, que lleva seis. Los de Anquela no partían entre los favoritos a la zona alta, pero están haciendo una temporada muy meritoria.

En la primera vuelta, en El Alcoraz, se impusieron por 4-0 a los oviedistas, por lo que es complicado que el Real Oviedo pueda recuperar la diferencia de goles particular en el encuentro de esta tarde. En aquella ocasión, la línea de tres medias puntas formada por David Ferreiro, Samu Sáiz y Vadillo fue una pesadilla para la zaga oviedista.

El técnico azul recupera para hoy al lateral izquierdo Christian Fernández, que precisamente la pasada temporada jugó en el Huesca. Su vuelta al once es segura. Por el contrario, Hierro no podrá contar con Varela y Borja Domínguez, ambos lesionados y titulares en la pasada jornada. El míster no ha dado pistas sobre sus intenciones, pero todo apunta a que, tras jugar el domingo en Lugo con un solo delantero, esta tarde lo hará con dos. Eso supondría la vuelta al once de Linares para formar pareja con Toché.

En defensa no se esperan más novedades que el regreso al costado izquierdo de Christian Fernández, por lo que Fernández se mantendrá en la derecha y David Costas y Verdés se situarán como pareja de centrales.

La ausencia de Borja Domínguez reduce las opciones del técnico para el centro del campo, lo que hace que Lucas Torró y Jon Erice tengan asegurado el puesto en el centro, con Susaeta en la derecha y Saúl Berjón en la izquierda.

No obstante, la entrada de Carlitos de Pena en la convocatoria, tras tres jornadas fuera, podría dar lugar a alguna novedad en los costados del centro del campo. Incluso cabría la opción de que Susaeta pasara a la mediapunta, para ser el enganche con Toché, como hizo el técnico en Tenerife, y su puesto fuera para Nando o Carlitos de Pena. Las otras alternativas, en caso de que Hierro se decantara por un único delantero, serían David Rocha o Michu en la mediapunta.

La alineación más probable de los ovetenses podría ser la formada por Juan Carlos; Fernández, David Costas, Verdés, Christian Fernández; Susaeta, Lucas Torró, Jon Erice, Saúl Berjón; Linares y Toché. En el banquillo estarían Esteban, Diegui Johannesson, David Fernández, David Rocha, Nando, Carlitos de Pena y Michu. Se han quedado fuera de la convocatoria los lesionados Varela, Borja Domínguez, Jorge Ortiz y Jonathan Pereira, así como Héctor, Óscar Gil y Jonathan Vila, por decisión técnica.

El conjunto ovetense tuvo ayer la última sesión de entrenamiento y los convocados están citados esta mañana a las 12 en el Carlos Tartiere, para concentrarse en el hotel Ayre hasta la hora del encuentro.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate