El Comercio
Real Oviedo

Real Oviedo - Huesca | «Es un día para sentirse orgulloso del equipo»

Fernando Hierro, a la derecha, saluda a Anquela antes del comienzo del partido.
Fernando Hierro, a la derecha, saluda a Anquela antes del comienzo del partido. / ÁLEX PIÑA
  • Hierro cree que la forma de lograr el punto les va a ayudar mucho para el final de temporada y destacó el ambiente que se vio en el campo

El punto sumado ante el Huesca le supo especialmente bien a Fernando Hierro, que aseguró sentirse orgulloso de los jugadores por el esfuerzo que hicieron. Además, el malagueño dijo que la forma de conseguirlo, con un jugador menos casi toda la segunda mitad, hace que al grupo le pueda venir mejor incluso que una victoria.

«Es de esos días que les he dicho a los chicos que como entrenador te sientes muy orgulloso de ellos», explicó el técnico nada más sentarse en la sala de prensa. Además, cree que lo vivido ayer en el estadio ovetense fue especial: «Son de esos días que te refuerzan mucho como equipo».

Aunque lamentó no haber logrado la victoria, Hierro cree que tuvieron otras cosas más importantes, ya que «el equipo a nivel de esfuerzo, sacrificio, después de tantos minutos con uno menos son de esos días que te van a reforzar mucho como equipo de aquí al final de temporada». Por ello, reiteró que se siente orgulloso «de sus jugadores y de entrenarlos».

Al final del encuentro, el técnico y los jugadores recibieron desde el centro del campo los aplausos de los aficionados, algo que al preparador azul le satisface especialmente. «He visto que ellos confían y creen, la afición cree, el entrenador cree y vamos todos juntos a intentarlo hasta el final de temporada», argumentó. La conclusión de Hierro es que «es un punto que posiblemente al grupo le venga mejor que una victoria».

Entre las cosas más destacadas para él es que, a su juicio, fueron «reconocibles del primer minuto al último». «Los chicos han dado todo lo que tienen, todo lo que yo les pido y estoy muy contento con el trabajo, con la actitud, con el ambiente», expresó.

Precisamente en el ambiente de la grada hizo también hincapié. «La gente ha venido sabiendo que era un partido en el que les habíamos pedido que hicieran un esfuerzo y se ha dado cuenta que el equipo les necesitaba», indicó. El entrenador recordó cómo los aficionados esperaron al final para despedirles con una ovación y eso es algo que espera que sirva para el futuro. «Son de esos días que al final de temporada ojalá nos acordemos, porque son de un punto y aparte», manifestó. Insistió en que «la atmósfera, lo que hemos vivido, el ambiente en los seis o siete últimos minutos cantando y animando al equipo es porque ellos se han dado cuenta de que los chavales han dado todo lo que tienen», sostuvo.

En definitiva, el malagueño cree que se trata de un partido «para sacar muchas conclusiones y todas las que he sacado son positivas». Por el contrario, no quiso hablar de la actuación arbitral e hizo hincapié en que se queda con el «ambiente y la atmósfera que necesitamos».

El entrenador insistió en destacar la importancia que tuvo el apoyo de la grada en los momentos más difíciles del encuentro. «Cuando el Carlos Tartiere está caliente nos ayuda. El ambiente que hemos visto era para reconocer el esfuerzo de los chicos», explicó. En este sentido, destacó que esa comunión es la que buscan y que «queremos hacer de nuestro estadio un fortín y que hasta el final de temporada nos lleve en volandas, que es lo que necesitamos».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate