El Comercio
Real Oviedo

real oviedo

Un punto que no amarga

fotogalería

Los jugadores azules realizan carrera continua durante un entrenamiento. / DAMIÁN ARIENZA

  • Las circunstancias adversas vividas ante el Huesca dan valor al empate

  • El vestuario azul se queda con las buenas sensaciones que dejó el equipo y esperan hacer bueno el punto ante el Levante

El Real Oviedo buscaba la victoria ante el Huesca y acabó empatando, sin embargo, el punto al final del partido dejó un buen sabor de boca a los azules. El desarrollo del encuentro y las circunstancias del mismo, jugando casi toda la segunda parte con un hombre menos, son las que han hecho que el vestuario valore el botín obtenido.

El buen momento con el que los oscenses llegaban al Carlos Tartiere y sobre todo, el revés que supuso la expulsión de Christian Fernández, la reacción del equipo azul y el hecho de haber dispuesto de un penalti con el empate en el marcador, son algunos de los factores que llevaron a Fernando Hierro a realizar una lectura positiva del empate. No pudo ser más concluyente el técnico malacitano: «Son de esos días que te refuerzan mucho como equipo».

El encuentro estuvo marcado por la igualdad durante la mayor parte del mismo, con intensidad por parte de los dos equipos. Sin embargo, la expulsión del jugador cántabro desequilibró la balanza e hizo que los ovetenses temieran por el resultado.

El defensa David Fernández, que por segunda vez consecutiva tuvo que saltar al campo en el primer tiempo por la lesión de un compañero, también considera que el empate deja tras de sí un sabor dulce después de lo experimentado. El central madrileño fue uno de los que se pronunció sobre el encuentro y afirmó que él se queda con lo positivo, que, a su juicio, es que «estando con uno menos hemos sabido aguantar y sufrir e incluso tener ocasiones para ganar el partido».

El defensa cree que con los méritos realizados por el equipo se hicieron acreedores de un premio mayor al final: «Pienso que tal y como se desarrolló desde el principio el encuentro merecimos algo más, merecimos los tres puntos».

La jugada que considera que más les perjudicó fue la expulsión, ya que hasta ese momento entiende que estaban haciendo «un buen partido» y que eran los oviedista los que estaban «teniendo el control» sobre el campo.

El madrileño cree que deben valorar como bueno no haber perdido un partido que se complicó mucho. «Seguimos sumando, seguimos arriba y ahora hay que hacer bueno el punto obtenido».

El otro central del equipo, el gallego David Costas, también se pronunció en una línea similar. «Es positivo sumar. Está claro que en casa tenemos que salir siempre a por la victoria, pero al final conseguimos un punto que puede ser importante». El autor del gol de los carbayones, que ya suma cinco tantos esta campaña, destaca el comportamiento que tuvo el equipo, «porque dio la cara con uno menos, ante un rival como el Huesca».

Lo que reconoce el zaguero cedido por el Celta es que vieron peligrar el resultado por las circunstancias de la segunda mitad: «Te quedas con uno menos y se puso todo muy negro». Sin embargo, lejos de irse abajo, los azules reaccionaron y el gallego considera que pudo. Por todo eso, apunta que, al final, «damos por bueno el punto y a seguir luchando por conseguir el objetivo». También coincide con el entrenador en que el del domingo «es un punto que nos refuerza y nos da confianza. Hemos sabido sufrir».

También Diegui Johannesson, que salió al campo tras la expulsión de Christian Fernández, señaló que tras el partido disputado «los ánimos en el seno del grupo están bien» y añadió en su valoración que «fue un partido en el que salimos reforzados a pesar del empate, estuvimos con diez gran parte del partido, por eso la lectura es positiva».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate