El Comercio
Real Oviedo

Muñiz desembarca en la élite tras una campaña a velocidad de crucero

Juan Ramón López Muñiz capitaneó desde el banquillo la campaña soñada por toda la afición del Levante, engalanada con un precoz estallido de júbilo al abrazar el objetivo del ascenso con seis jornadas de antelación. Al frente del conjunto valenciano, el técnico gijonés brindó ayer a los seguidores 'granotas' la alegría más deseada dentro de una campaña repleta de ellas al confirmar el regreso a la élite del fútbol nacional con el triunfo en el Ciutat de Valencia, feudo inexpugnable a lo largo de un curso.

«Todavía quedan muchos kilómetros por recorrer, pero ha sido un buen inicio. Si a la vuelta vamos líderes estaríamos mucho más cerca», indicó en conversación con este diario con una mezcla de satisfacción y cautela antes de afrontar el choque del Carlos Tartiere el pasado noviembre. Apenas cinco meses después, la cercanía desde la que esperaba vislumbrar el final del camino ha sido todavía mayor, ya que gracias al gol de Postigo que derrotó al Real Oviedo él y su equipo traspasaron de forma matemática la línea de meta que él y el club valenciano se habían fijado cuando unieron sus caminos.

El celebrado ayer fue el segundo ascenso a Primera en la carrera como entrenador del técnico gijonés, que ya había devuelto a la élite del fútbol nacional al Málaga en 2008.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate