El Comercio
Real Oviedo

fotogalería

Toché se lamenta tras una acción en el entrenamiento. / ELOY ALONSO

real oviedo

Real Oviedo | Enredo oviedista en los metros finales

  • El conjunto carbayón acumula 242 minutos sin perforar la portería rival y está cerca de su sequía más prolongada esta temporada

  • Los azules, con 40 dianas, son el conjunto menos goleador de los ocho primeros clasificados

En la concurrida guerra por conquistar una plaza en el 'play off' de ascenso, al Real Oviedo se le ha mojado la pólvora. Derrotado por la mínima en sus dos últimas batallas, los azules han añorado esa pegada que les acompañó durante su mejor momento de la temporada y frecuentemente marca la diferencia entre la satisfacción y el lamento.

Con el Alcorcón atrincherado en su área para defender su mínima ventaja en el marcador, el conjunto carbayón no encontró la forma de desprecintar la meta defendida por un inspirado Dmitrovic. «Hicimos ocho o diez ocasiones más que ellos. En la segunda parte ni llegaron, se encontraron con el gol y lo justo hubiera sido un empate o una victoria nuestra», expresaba Susaeta, que sufrió desde la grada el esfuerzo en las operaciones ofensivas sin recompensa de sus compañeros.

La apreciación del extremo eibarrés la secundan las estadísticas del choque, que ilustran que el conjunto dirigido por Fernando Hierro vació su cargador sin conseguir acertar en la diana. Hasta diecinueve disparos realizaron los oviedistas sin poder derribar la resistencia 'alfarera', finalmente frustrados al enlazar su segundo encuentro sin perforar la portería adversaría después de la derrota en el Ciutat de Valencia.

El certero testarazo de Postigo en los primeros compases de la segunda mitad obligó a los azules a tender sus redes sobre el área del líder, pero los trece remates con los que intentaron neutralizar ese gol en contra no fueron acertados. El listado de escarmuzas en el área rival de los oviedistas es más extenso en las últimas semanas que en el grueso de la temporada, pero la eficacia se ha visto resentida y el contador de minutos sin celebrar un tanto ya ha alcanzado los 242, cerca de los 266 que encadenaron en su sequía goleadora más acentuada.

Ocurrió durante el pasado mes de marzo, cuando se atravesó la frontera entre la veintena y la treintena de jornadas en el campeonato liguero y enlazaron como ahora dos jornadas sin ver puerta. Al empate sin inaugurar el marcador de Los Pajaritos le siguió la derrota en Vallecas que inició el bache de resultados por el que atraviesan los azules en la actualidad, con solo un punto de los últimos doce en disputa.

Los de Hierro, que en repetidas ocasiones expresaban la especial relevancia de mantener su portería a cero para inclinar el marcador a su favor esperanzados en su dinamita en el ataque, se han atascado durante las últimas semanas en los metros finales del rectángulo de juego. Una falta de lucidez en la definición de la que tampoco se ha escapado su máximo artillero, Toché, que ha visto frenado su prolífico historial goleador esta temporada en las quince dianas y se ha quedado sin ver puerta en las tres últimas jornadas.

El delantero de Santomera, que también lidera el apartado rematador con 74 intentos a lo largo de la campaña, probó fortuna por partida cuádruple el pasado viernes en el Carlos Tartiere para tratar de reconciliarse con el gol, que le fue esquivo también desde el punto de penalti con la oportunidad de desnivelar el marcador ante el Huesca. El habitualmente agudo olfato del veterano ariete, que promedia un gol cada ocho disparos este curso, ha sido taponado para lamento de un equipo en el que solamente él, Linares y David Costas superan los dos goles en el presente campeonato liguero.

Sin escuderos que tomen el relevo de los dos veteranos delanteros en el capítulo anotador, el Real Oviedo es el equipo de los ocho primeros clasificados con un volumen de goles más bajo. Aferrados durante la mayoría de este curso a su efectividad, los azules necesitan desentrañar su reciente enredo en los metros finales para reengancharse al 'play off'.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate